paginas webs recomendadas
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

iglesias  

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro




Constantino no fundo la iglesia catolica

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  cristian candia el Lun Ago 26, 2013 10:32 am


Definitivamente Constantino NO fundó la Iglesia Católica y es explico porqué:
Esta afirmación esta llena de errores. Examinémoslos uno a uno:


1. PRIMER ERROR: Ellos usan un razonamiento erróneo diciendo que como la Iglesia Católica es llamada la "Iglesia Católica Romana", esto quiere decir que fue fundada por un Emperador Romano, en esta ocasión, Constantino. Ellos hacen referencia al "Edicto de Milán" que fue emitido en 313 A.D., como "prueba". Pero, si alguien lee el "Edicto", podrán encontrar que este solo le concedió a los Cristianos la libertad de practicar su religión abiertamente con la certidumbre que no serían perseguidos y castigados por los Romanos. Nada es mencionado en el "Edicto" afirmando que Constantino instituyó la "Iglesia Católica", lo cual no es mencionado por nombre en el documento, así que las personas que reiteran este falso testimonio, no pueden proveer ningún otro documento histórico legitimo para probar su teoría.

2. SEGUNDO ERROR: Es que la frase "Católico Romano" no se empezó a usar hasta 1200 años más tarde en el siglo 16 por los reformadores protestantes, especialmente por los Anglicanos, debido a que estos querían preservar el nombre de "Católicos" para ellos mismos.

3. TERCER ERROR: Es el de no leer y aceptar los documentos de los Padres de la Iglesia y otros escritores de la Iglesia. Cientos de estos documentos claramente contienen las palabras "Iglesia Católica" fechados desde el 107 D:C. , cientos de años antes de que el "Edicto" fuese emitido. Documentos históricos genuinos en los cuales aparecen las palabras "Iglesia Católica", se pueden encontrar en todos los siglos antes y después de la Reformación, y hasta el día de hoy. La cantidad de estos documentos históricos es tan arrollador que es una continuidad que no se puede negar. Saint Augustin personalmente menciona la Iglesia Católica por nombre mas de 300 veces en sus escritos.

4. CUARTO ERROR: Es el de tratar de demostrar que la "Iglesia Católica", y la "Iglesia Católica Romana", son dos distintas Iglesias, cuando en realidad son solo una, sin diferencia alguna.

5. QUINTO ERROR: Es en la interpretación de, por ejemplo, la Iglesia Rusa Católica, la Iglesia Católica de Ukrania, etc. Ellos tratan de demostrar división entre los Romanos, Rusos, Ukranianos, etc. Ellos fallan en no aceptar que existen muchos Católicos en estas razas y otros países y que las iglesias no son diferentes Iglesias Católicas y que están bajo el mando de la Única Santa Iglesia Católica. Sus nombres las diferencian de las Iglesias Ortodoxas en esos países. Podríamos decir apropiadamente, "la Iglesia Católica" en Rusia, la Iglesia Católica en el Ukraine", etc..

6. SEXTO ERROR: Está relacionado con el primero, en que los anti-Católicos tratan de presentar a la Iglesia Católica como una "Apóstata"* o una "Iglesia Pagana", ya que ellos afirman que la Iglesia fue instituida por el Emperador Romano Constantino que era un pagano. Si estos acusadores insisten en esta falsa acusación, entonces ellos tienen que admitir que la misma Biblia que ellos todos usan, surgió de un apóstata e Iglesia Pagana, y se les fue proveída por esa iglesia veintenas de años luego de la muerte de Constantino.

7. SETIMO ERROR: Es en no leer la historia de Constantino (285-337) la cual es muy interesante, ya que el era un Emperador Romano Infiel, que fue bautizado en la Iglesia Católica poco antes de morir en el año 337. Si él fundó la Iglesia Católica en el 313 como algunos afirman, ¿por qué espero hasta el 337 para unirse a ella? ¿Cómo es posible que él fundara una Iglesia a la cual no pertenecía? ¿Cómo es que un pagano, además de no bautizado, podría fundar una Iglesia Cristiana? ¿Quién la habría aceptado?

Espero que esto de deje claro que la Iglesia Católica no la fundó Constantino, sino Jesus de Nazareth, nuestro Dios y Señor!
avatar
cristian candia
Administrador
Administrador

Mensajes : 451
Fecha de inscripción : 18/01/2013
Edad : 23
Localización : bolivia

Ver perfil de usuario http://debate.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Oscar Antezana el Mar Sep 03, 2013 1:19 pm

Me parace interesante el tema, pero creo que es poca la información sobre el emperador.
Creo que la participación de Constantino, emperador pagano, no cristiano, es importante para la conformación posterior de la Iglesia cristiana.
Constantino se fue acercando a la Iglesia para convertirse, pero encontró un obstáculo: la iglesia estaba dividida, los cristianos no se ponían de acuerdo, después de siglos de persecusiones, alejamiento y las grandes distancias.
¿A quién creer? a los obispos arrianos que afirmaban que Jesús era un mortal o a quienes afirmaban que Jesús es Dios mismo. Con este preámbulo, no sólo autorizó la convocatoria al concilio de Nicea, sino que participó de él.
Admin, ¿qué nos puedes comentar al respecto para aclarar las dudas?
Saludos
Oscar
avatar
Oscar Antezana
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 19/08/2013
Edad : 45
Localización : Oruro, Bolivia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Mar Sep 03, 2013 3:38 pm

Considero que el desconocimiento o la poca información que se tiene sobre la Biografía de Constantino y de sus familiares cercanos, hace que se tomen ideas erroneas de los verdaderos acontecimientos:

Veamos la Biografía del Emperador Constantino:

Flavio Valerio Aurelio Constantino (Naissus, 27 de febrero de c. 272 – Nicomedia, Bitinia y Ponto, 22 de mayo de 337) fue Emperador de los romanos desde su proclamación por sus tropas el 25 de julio de 306, y gobernó un Imperio romano en constante crecimiento hasta su muerte. Se le conoce también como Constantino I, Constantino el Grande o, en la iglesia ortodoxa, las antiguas iglesias orientales y la iglesia católica bizantina griega, como San Constantino.

Legalizador de la religión cristiana por el Edicto de Milán en 313, Constantino es conocido también por haber refundado la ciudad de Bizancio (actual Estambul, en Turquía), llamándola «Nueva Roma» o Constantinopla (Constantini-polis; la ciudad de Constantino). Convocó el Primer Concilio de Nicea en 325, que otorgó legitimidad legal al cristianismo en el Imperio romano por primera vez. Se considera que esto fue esencial para la expansión de esta religión, y los historiadores, desde Lactancio y Eusebio de Cesarea hasta nuestros días, le presentan como el primer emperador cristiano, si bien fue bautizado cuando ya se encontraba en su lecho de muerte, tras un largo catecumenado.

Ahora analicemos: para las Iglesias Católicas Ortodoxas, es reconocido como SANTO, debido a su legislación para legitimizar el CRISTIANISMO.

El cristianismo en la epoca de CONSTANTINO, estaba dividido en CINCO COMUNIDADES O IGLESIAS, que fueron conocidas como LA PENTARQUÍA:

La Pentarquía (del griego "pentarchía", gobierno en conjunto de cinco personas) designa las cinco antiguas Iglesias patriarcales de la Iglesia indivisa durante el primer milenio de su historia, cuyos obispos fueron considerados primados. Por orden cronológico de fundación:

La Iglesia de Jerusalén: fundada por los apóstoles en Pentecostés

La Iglesia de Antioquía: fundada por gentiles y judios no sectarios que huyeron de la persecución por causa de Esteban (no por los apóstoles)

La Iglesia de Alejandría: fundada por Marcos el Evangelista

La Iglesia de Roma: fundada Por Simón Pedro y Pablo de Tarso, según San Ireneo de Lyon, y Eusebio de Cesarea, padre de la Historia de la Iglesia.

La Iglesia de Constantinopla: fundada por Andrés el Apóstol y hermano de Simón Pedro

Estas cinco Iglesias, de orígenes diversos, tomaron parte en los siete primeros concilios ecuménicos. A pesar de los conflictos y rivalidades entre ellas, consiguieron guardar relaciones a nivel de igualdad de primacía.

Estas comunidades estaban dividas geográficamente en dos grupos, derivado de la separación del Imperio Romano: ORIENTE y OCCIDENTE; el oriente estaba compuesto por la Iglesia de Jerusalén, la iglesia de Antioquia, la Iglesia de Alejandría y la Iglesia de Constantinopla; la Iglesia de oriente comprendía solo UNA IGLESIA: la Iglesia de Roma.

Si analizamos la Historia, para el Imperio Romano de Occidente la Capital (o sede de Gobierno) fue ROMA, y para el Imperio Romano de Oriente, la capital (nombrada por Constantino) fue CONSTANTINOPLA, de allí que tanto el Patriarca de Roma como el Patriarca de Constantinopla tenían mayor Jerarquía que los demás patriarcas; asimismo, la Capital de Roma era la Capital tanto del Imperio de Occidente como DE TODO EL IMPERIO.

Con esto se explica el porque el Emperador Constantino es SANTO para las IGLESIAS DE ORIENTE, no así para la IGLESIA DE OCCIDENTE (Actualmente la Iglesia Romana).

Con lo anterior, se puede decir que "si constantino fundó alguna iglesia" podría ser cualquiera de las Iglesias Orientales, específicamente la de Constantinopla, sin embargo, como se explica anteriormente, esta Iglesia fue FUNDADA POR EL APOSTOL SAN ANDRÉS - HERMANO DE SAN PEDRO.

De aqui tambien podemos deducir el porque se le llama Iglesia Católica ROMANA.

En la historia de Constantino se establece que wa "el primer emperador cristiano, si bien fue bautizado cuando ya se encontraba en su lecho de muerte, tras un largo catecumenado".

Asi que esto nos lleva a una pregunta ¿Que es el CATECUMENADO?...

Catecúmeno

Un catecúmeno es una persona que desea recibir el BAUTISMO y que se hace instruir con este designio.

En la Iglesia primitiva esto se hacía con muchas precauciones y ceremonias:
Al que juzgaban capaz de ser cristiano, hacíanle catecúmeno por medio de la IMPOSICIÓN DE LAS MANOS. El obispo o el sacerdote le hacía en la frente la señal de la cruz, rogando a Dios que aprovechara las instrucciones que iba a recibir y que se hiciera digno de llegar al santo bautismo. Asistía a los sermones públicos a los que eran admitidos hasta las mismos infieles. El tiempo del catecumenado era comúnmente de dos años, pero se prolongaba o abreviaba según los progresos y las disposiciones del catecúmeno. No se miraba solo si aprendía la doctrina sino además si corregía sus costumbres y se le dejaba en este estado, hasta que estuviera enteramente convertido. Mr. Fleury, Costumbres de los Cristianos, tit. 2.
Los catecúmenos se distinguían de los fieles no solo por el nombre que llevaban sino por el lugar que ocupaban en la iglesia. Estaban con los penitentes bajo el PÓRTICO o en la galería anterior de la BASÍLICA. No se les permitía asistir a la celebración de los santos misterios, pero inmediatamente después del evangelio y la instrucción el  DIÁCONO les decía en alta voz: Ite, catechumeni, missa est (retiraos, catecúmenos, se os manda salir). Esta parte de la misa se llamaba también la misa de los catecúmenos. Según parece , por un canon del CONCILIO DE ORANGE (441) no se les permitía hacer oración con los fieles; se les daba pan bendito, llamado por esta razón el pan de los catecúmenos, como un símbolo de comunión, a la cual podrían ser admitidos en adelante.


Tipos de catecúmenos


Había muchos órdenes o grados de catecúmenos pero el número y distinción de estas órdenes no han sido siempre los mismos en todas partes. Los autores griegos distinguen dos clases:

  • una de catecúmenos imperfectos, llmándoles oyentes, audientes
  • otra de perfectos o capaces de ser admitidos al bautismo a los que llamaban arrodillados, genuflectentes. Dicen que éstos asistían a las oraciones y se arrodillaban con los fieles, al paso que los primeros no permanecían en la iglesia sino durante el evangelio y el sermón.


El cardenal Bona distingue cuatro grados:

  • los oyentes, audientes
  • los arrodillados, genuflectentes
  • los competentes, competentes
  • los elegidos, electi


Fleury no cuenta mas que dos, los oyentes y los competentes; otros los reducen a tres lo que prueba que esta disciplina no era uniforme.

Es decir, el Emperador Constantino pertenecío a los CATECUMENOS, que se preparaban para ser BAUTIZADOS, ¿Sería por eso que fue bautizado hasta muy cerca de su muerte?.

Pero ¿De donde surgio el querer ser "Cristiano" a Constantino?.  se epecula que fue para "poder politico", pero si asi fuera, no tenía necesidad de pasar por el catecumenado, con un simple decreto de su parte hubiera logrado convertirse en Cristiano y punto.

Volvamos a su historia: Constantino nació en Naissus (la actual ciudad de Nis), hijo de Constancio Cloro (emperador de Roma), y su primera esposa Helena. En 292 (cuando Constantino contaba con 20 años) el padre de Constantino se casó, en segundas nupcias, con Flavia Maximiana Teodora, hija del emperador romano de occidente Maximilian. Teodora daría a Constantino seis hermanastros.  Sabemos que Constancio Cloro fue PAGANO, asi que no puede ser por esa linea la "idea de ser Cristiano".

Sin embargo, su madre Helena de Constantinopla, Emperatriz durante su matrimonio con Constancio Cloro, fue CRISTIANA:






Flavia Iulia Helena, también conocida como santa Elena, santa Helena y Helena de Constantinopla, (

Drépano, hacia 250 - Roma, 329), fue una emperatriz romana y santa de las iglesias Católica Romana y Católicas Ortodoxas (Occidente y Oriente).

 

Probablemente nació en Drépano (actual Trapani), en Bitinia, al noroccidente de Anatolia, Turquía y que fue renombrada Helenópolis por su hijo Constantino I. Aunque supuestamente era hija de un sirviente, ello no impidió que fuese la primera esposa del tetrarca Constancio Cloro.





 

Constancio Cloro la tomó como concubina, luego como esposa y más tarde se divorció de ella en 292 para casarse con la hijastra de Maximiano, Flavia Maximiana Teodora. El hijo de Helena, Constantino, se convirtió en emperador del Imperio romano y, después de su coronación, ella tuvo una destacada presencia en la corte imperial. Ya reinando Constantino se convirtió al cristianismo, influyendo sobre su hijo a favor del cristianismo.





 

Es considerada por los ortodoxos y católicos como santa, famosa por su piedad. Eusebio tomó detalles de su peregrinaje a Tierra Santa y otras provincias del Medio Oriente. Es tradicionalmente conocida (pero no por Eusebio) por buscar las reliquias de la cruz de Cristo (Verdadera Cruz), y buscar los restos de los Reyes Magos, que actualmente se conservan en la Catedral de Colonia. En su búsqueda de la cruz donde Jesucristo murió, demolió el templo erigido a Venus en el monte Calvario e hizo cavar, hasta que le dieron noticias, en los primeros días de mayo, de haber encontrado la Cruz. Elena mandó construir un templo allí y otro en el monte de los Olivos.





 

Su día festivo se celebra en la Iglesia Cristiana Ortodoxa con el de su hijo Constantino, el 21 de mayo. La Iglesia Católica Romana la conmemora el 18 de agosto. En el santoral católico, esta santa es considerada patrona de la arqueología, de la conversión y de los matrimonios difíciles.



 

Su iconografía habitual la muestra como emperatriz romana, vestida con ricos ropajes, y portando casi siempre la Vera Cruz, y a veces con su hijo Constantino. Es muy habitual la representación del momento del hallazgo de las reliquias (Invención de la Cruz) en el monte Calvario y los prodigios y milagros subsiguientes. Artistas como Piero della Francesca o Pedro Berruguete ilustraron estos episodios legendarios.





 

En Inglaterra, en una leyenda posterior, mencionada por Geoffrey de Monmouth, se dice que fue hija del rey bretón Coel, que se alió con Constancio para evitar la guerra entre los bretones y Roma, una versión que posiblemente no esté muy alejada de la realidad.


Como podemos observar, fue la influencia de la madre la que hizo que Constantino se convirtiera al Cristianismo, lo que se aleja en 180 grados de que fue "por politica".

Otra oposición a que "Constantinio fundó la Iglesia Católica", es que fue hasta seis emperadores posteriores, que EL CRISTIANISMO se convirtio en la RELIGIÓN OFICIAL DEL IMPERIO ROMANO (Edicto de Tesalónica de 380) y en ese momento dicho edicto cubria a la PENTARQUIA.

Espero que la información anterior sea de utilidad...

Saludos

Damián.
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Oscar Antezana el Vie Sep 13, 2013 5:52 pm

Excelente intervención la de Damián y sirve de preámbulo para adentrarnos más en el tema.
Como todo cristiano católico se que nuestra iglesia no fue fundada por el eperador Constantino, pero un fundamentalista - restauracionista, asumirá un punto de vista diferente.
Para él la intervención de Constantino en el cuarto siglo es un sinónimo de fundación, pero hay varios hechos y comento Admin, tus siete párrafos en los que hablas de los errores en los que piensan de esa forma equivocada:
1) La iglesia ya estaba fundada, ya existía desde siglos atrás.
2) La iglesia ya se conocía como católica porque esta es una de sus características (el nombre de nuestra iglesiua no es "Católica", esa es una de sus cualidades. Su nombre es "IGLESIA").
3) La doctrina de la Iglesia no surge de Constantino ni nadie se la inventa en el siglo IV, con el concilio de Nicea se unifican las creencias de los cristianos, ese es el objetivo de un Concilio Ecuménico.
4) Nuestra Iglesia y la conocida por los restauracionistas como "Iglesia primitiva" son una sola y son la misma.
5) Toda iglesia seria, con una tradición, con una historia con una institucionalidad, se muestra como tal y acepta el credo niceno, no porque sea una orden ni un legado de un emperador, sino porque la sangre de los mártires apunta a ello.
Es un deshonor no aceptar tanto sacrificio, tanta sangre derramada para cumplir el consejo de Pablo "Conserva el depósito de la fe" y querer borrar de buenas a primeras con el codo lo que se escribió con sangre santa.
6) Es cierto que Constantino y muchos gobernantes hasta nuestros días incluso, han favorecido a la Iglesia o a sus religiones locales, pero eso no siempre les convierte en fundadores ni en líderes religiosos. La historia es así y hay que saber distinguir lo que viene de Dios y lo que viene de los hombres y muchas veces lo que viene de Dios, llega por medio de los hombres porque para Dios no hay nada imposible y habemos quienes creemos en su Divina Providencia.
7) Cuando dices que fue bautizado en la Iglesia Católica en realidad es bueno decir que fue bautizado como criestiano en la única Iglesia que existía en ese momento. La Iglesia es el cristianismo. Toda otra forma de fe que se diga cristiana debe apuntar hacia la Iglesia Apostólica, hacia la única Iglesia, hacia la iglesia universal o católica, hacia la iglesia que es santa.
Los fundamentalistas suelen ser más rudos y tal como retuercen las escrituras, retuercen la historia para que diga lo que a ellos les interesa.
Les dejo dos enlaces que no los transcribo por ser muy largos, pero que leyéndolos nos harpan pensar sobre la posición que tienen respecto de este tema. El primero un texto de Antonio Pérez ¿? y el segundo una página del sitio del hereje Daniel Sapia:

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/70438/constantino-el-creador-de-la-iglesia-catlica-fue-un-emperador-pagano-que-gobern-con-mano-de-hierro

http://www.conocereislaverdad.org/laICnro1.htm

¡Viva Jesús en nuestros corazones¡ ¡Por siempre!
avatar
Oscar Antezana
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 19/08/2013
Edad : 45
Localización : Oruro, Bolivia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  cristian candia el Sáb Sep 14, 2013 9:56 pm

interesante estimados porque no publican la biografia de constantino
avatar
cristian candia
Administrador
Administrador

Mensajes : 451
Fecha de inscripción : 18/01/2013
Edad : 23
Localización : bolivia

Ver perfil de usuario http://debate.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Analicemos los enlaces colocados por Oscar

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:00 pm

Propongo que Analicemos parrafo por parrafo los enlaces colocados por Oscar:

Desde el enunciado se nota que es una Falacia, donde fácilmente mezcla la Verdad con la Mentira:

Antonio Pérez Omister escribió:Constantino, el creador de la Iglesia católica fue un emperador pagano que gobernó con mano de hierro.  El mayor legado de Constantino: la Iglesia católica romana, le ha sobrevivido hasta nuestros días con escasos cambios y constituye el último vestigio del antiguo Imperio Romano de Occidente
“ha sobrevivido hasta nuestros días con escasos cambios”: esto es cierto, porque NO HA HABIDO CAMBIOS EN LAS DOCTRINAS DE LA EPOCA DE CONSTANTINO, LAS CUALES SON LAS MISMAS DOCTRINAS DE LA IGLESIA PRIMITIVA.

Veamos lo que indica el EDICTO DE MILAN:

EL EDICTO DE MILÁN
“ Yo, Constantino Augusto, y yo también, Licinio Augusto, reunidos felizmente en Milán para tratar de todos los problemas que afectan a la seguridad y al bienestar público, hemos creído nuestro deber tratar junto con los restantes asuntos que veíamos merecían nuestra primera atención el respeto a la divinidad, a fin de conceder tanto a los cristianos como a todos los demás, facultad de seguir libremente la religión que cada cual quiera, de tal modo que toda clase de divinidad que habite la morada celeste nos sea propicia a nosotros y a todos los que están bajo nuestra autoridad. Así pues, hemos tomado esta saludable y rectísima determinación de que a nadie se le sea negada la facultad de seguir libremente la religión que ha escogido para su espíritu, sea la cristiana o cualquiera otra que crea más conveniente, a fin de que la suprema divinidad,, a cuya religión rendimos este libre homenaje nos preste su acostumbrado favor y benevolencia. Para lo cual es conveniente que tu excelencia sepa que hemos decidido anular completamente las disposiciones que te han sido enviadas anteriormente respecto al nombre de los cristianos, ya que nos parecían hostiles y poco propicias de nuestra clemencia, y permitir de ahora en adelante a todos los que quieran observar la religión cristiana, hacerlo libremente sin que esto les suponga ninguna clase de inquietud ni molestia.

Así pues, hemos creído nuestro deber das a conocer claramente estas decisiones a tu solicitud para que sepas que hemos otorgado a los cristianos plena y libre facultad de practicar su religión. Y al mismo tiempo que les hemos concedido esto, tu excelencia entenderá que también a los otros ciudadanos les ha sido concedida la facultad de observar libre y abiertamente la religión que hayan escogido como es propio de la paz de de nuestra época. Nos ha impulsado de obrar así el deseo de no aparecer como responsables de mermar en nada ninguna clase de culto ni de religión. Y además, por lo que se refiere a los cristianos, hemos decidido que les sean devueltos los locales donde antes solían reunirse y acerca de lo cual te fueron anteriormente enviadas instrucciones concretas, ya sean propiedad de nuestro fisco o hayan sido compradas por particulares, y que los cristianos no tengan que pagar por ello ningún dinero de ninguna clase de indemnización. Los que hayan recibido estos locales como donación deben devolverlos también inmediatamente a los cristianos, y si los que los han comprado a los recibieron como donación reclaman alguna indemnización de nuestra benevolencia, que se dirijan al vicario para que en nombre de nuestra clemencia decida acerca de ello. Todos estos locales deben ser entregados por intermedio tuyo e inmediatamente sin ninguna clase de demora a la comunidad cristiana. Y como consta que los cristianos poseían no solamente locales donde se reunían habitualmente, sino también otros pertenecientes a su comunidad, y no posesión de simples particulares, ordenamos que como queda dicho arriba, sin ninguna clase de equivoco ni de oposición, les sean devueltos a su comunidad y a sus iglesias, manteniéndose vigente también para estos casos lo expuesto más arriba (…). De este modo, como ya hemos dicho antes, el favor divino que en tantas e importantes ocasiones nos ha estado presente, continuará a nuestro lado constantemente, para éxito de nuestras empresas y para prosperidad del bien público.

Y para que el contenido de nuestra generosa ley pueda llagar a conocimiento de todos, convendrá que tú la promulgues y la expongas por todas partes para que la conozcan y nadie pueda ignorar las decisiones de nuestra benevolencia”.
El edicto de Milán o Edictum Mediolanesse, promulgado en el año 313, es una carta epistolar, de naturaleza jurídica, estructurada en tres partes, por el cual se establece la libertad de religión en el Imperio Romano, dando fin a las persecuciones, dirigidas a ciertos grupos religiosos, sobretodo contra los cristianos. Este Edicto es firmado por los Emperadores Constantino I y Licinio, dirigentes el Imperio romano del Norte y del Sur.

- En la primera parte nos encontramos con la presentación de Lactancio, después se nos presentan los disponentes y las circunstancias por las que se dan estas disposiciones.

-En la segunda parte se presentan las disposiciones propiamente dichas.

-En la tercera parte nos encontramos con la capitulación final.

Entre los componentes del texto encontramos a Constantino y Licinio que se reúnen en Milán y esta reunión tiene como resultado la promulgación dicho edicto, que se da para garantizar el bienestar y la seguridad de lo público. Para ello, ambos, creen oportuno dar constancia de los acuerdos por escrito, en una serie de disposiciones:

-1ª Disposición: En ella hay que destacar “el respeto por la divinidad”, un derecho que se concede tanto a los cristianos como al resto de las religiones, con lo cual se concede la facultad de seguir, libremente, la religión que cada uno elija.

Este es el punto más importante del edicto, ya se constituye en un Edicto de tolerancia religiosa, aunque el cristianismo no será adoptado como religión oficial del estado.

Hay que recordar que tanto Constantino como Lactancio no procesaban ninguno de los dos el cristianismo, y aunque se puede ver ciertas simpatías, por parte de Constantino, hacia esta nueva religión, constatadas por las disposiciones imperiales que se promulgaron a favor de los cristianos, no se bautizó hasta poco antes de morir y Lactancio murió siendo pagano.

-2ª Disposición: Esta disposición trata de la anulación de todas las disposiciones que hubiesen sido promulgadas con anterioridad, con respecto a los cristianos, ya que no serían coherentes con lo que el edicto está promulgando. La elección de la religión se convertirá en una cuestión personal.

-3ª Disposición: Como causa de todo lo anterior y para dar constancia de los cambios establecidos, se procede a la devolución de los locales donde se reunían con anterioridad y de todas sus pertenencias que hubiesen sido confiscadas por el estado o hubiesen sido compradas por particulares .Con lo cual, no sólo se les permitía tener bienes espirituales, sino también materiales y particulares.

Este tercer punto es muy importante, ya que muchos cristianos, ante la posibilidad de hacer testamento, dejarán sus bienes a la Iglesia, que verá incrementado sus posesiones y patrimonio en estos años.

Preguntas:

¿En que parte del EDICTO se menciona la palabra “CATÓLICA ROMANA”?

¿En qué parte del EDICTO se limita a la IGLESIA CATÓLICA ROMANA  la Benevolencia otorgada?

¿Este edicto no abarcó también las IGLESIAS CATÓLICAS DE CONSTANTINOPLA, ALEJANDRÍA, ANTIOQUIA y  JERUSALEN?
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:01 pm

Antonio Pérez Omister escribió:Para muchos historiadores modernos, algunas de las decisiones que adoptó el emperador Constantino marcaron el tránsito del mundo antiguo al medieval. Constantino gobernó el Impero Romano durante treinta años, hasta su muerte en Nicomedia (actual Izmir, Turquía) el 22 de mayo de 337. Fundador de Constantinopla en lo que era la antigua ciudad griega de Bizancio, en la Iglesia ortodoxa se le venera como santo, y la Iglesia romana le considera un gran benefactor de los cristianos, religión que legalizó promulgando un edicto de tolerancia en el año 313 (Edicto de Milán).
De acuerdo a esto “Constantino legalizó la Religión Cristiana”, lo interesante es que no solo la Iglesia Romana lo considera “benefactor de lis Cristianos]”… y Como hemos visto, el Edicto de Milán beneficio a LOS CRISTIANOS (las cinco Iglesias de la PENTARQUIA).

Un “Error” histórico es afirmar que “Constantino gobernó el imperio Romano durante treinta años”, porque, ese gobierno estuvo dividido en las siguientes etapas:

25 de julio de 306 – 29 de octubre de 312 (aclamado como Augusto en Occidente, oficialmente nombrado César por Galerio con Severo como Augusto, por acuerdo con Maximiano, rechazó la relegación a César en 309)

29 de octubre de 312 – 19 de septiembre de 324 (Augusto de Occidente sin disputa, principal Augusto en el Imperio)

19 de septiembre de 324 – 22 de mayo de 337 (emperador del imperio unificado)

Es decir primero fue DURANTE 6 AÑOS Y 34 MESES AUGUSTO DEL IMPERIO DE OCCIDENTE, Después durante casi 12 años AUGUSTO DE OCCIDENTE SIN DISPUTA (ÚNICO) y durante 12 años 8 meses EMPERADOR DEL IMPERIO UNIFICADO (El Imperio de Oriente y de Occidente). ¿Es eso igual a “gobernar el Imperio Romano durante 30 años?....

Ahora bien, ¿Por qué se le “venera como SANTO” en la Antigua ciudad de Bizancio, donde fundó la CIUDAD DE CONSTANTINOPLA, que fue LA CAPITAL DEL IMPERIO DE ORIENTE y en donde RADICA UNA DE LAS CINCO IGLESIA DE LA PENTARQUIA (UNA DE LAS CUATRO IGLESIAS ORTODOXAS DE AQUEL ENTONCES)…

¿Por qué siendo “fundador de la Iglesia Romana” dicha Iglesia no lo considera un SANTO, como lo hace la Ciudad que ÉL FUNDÓ?
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:01 pm

Antonio Pérez Omister escribió:No obstante, cuando la capital del Imperio se trasladó de Roma a Constantinopla, en Oriente, se inició una larguísima decadencia económica que marcaría buena parte de la Edad Media. A los europeos les llevaría casi un milenio recuperar su protagonismo político e influencia económica en el mundo. Ésta no se produciría hasta la era de los grandes descubrimientos geográficos y la posterior colonización de América y otros continentes.
Perdón, pero esa parte de la historia es FALSA, el IMPERIO DE ORIENTE tuvo su Capital en CONSTANTINOPLA, y el IMPERIO DE OCCIDENTE NUNCA CAMBIO SU CAPITAL ROMA;  Claro, la decadencia del Imperio Romano, afecto el área, pero no fue la causa “que marcaría buena parte de la Edad Media”,  la Verdad FUE LA DECADENCIA DEL IMPERIO ROMANO DE OCCIDENTE, en el siglo V, donde se inicio dicha EDAD MEDIA.   Y si en la Edad Media les “llevó casi un milenio recuperar su protagonismo político e influencia económica”, fue por las guerras y conquistas en las que “Europa” se embarcó.

Antonio Pérez Omister escribió:Otra de las decisiones que determinaron la historia de Occidente en los siglos venideros, fue la refundación del cristianismo como una religión de Estado adaptada a las necesidades del Imperio, y bajo la apariencia de una nueva Iglesia institucionalizada, católica y romana. Los cristianos, en adelante, no sólo deberían obediencia a Dios, sino al emperador. Paradójicamente, con el devenir de los siglos, acabaron siendo los monarcas cristianos quienes tuvieron que rendir obediencia a los papas, herederos de los antiguos césares, y someterse a su voluntad.
Ja… ja… ja… lo interesante de este párrafo es que además de ser falso, olvida ciertos acontecimientos:

¿Cuál es el documentos con el cual “el cristianismo se convirtió en una religión de Estado”?...

Pues no fue “ningún edicto” emitido por CONSTANTINO…  fue el Edicto de TESALÓNICA, también conocido como "CUNCTOS POPULOS" fue decretado por EL EMPERADOR ROMANO TEODOSIO el 27 de febrero del año 380. Mediante este edicto el cristianismo se convirtió en la religión oficial del Imperio romano.

Veamos el contenido de este Edicto:

EDICTO DE TESALÓNICA
Imppp(eratores) Gratianus, Valentinianus et Theodosius AAA(ugusti). Edictum ad populum Urbis Constantinopolitanae. Cunctos populos, quos clementiae nostrae regit temperamentum, in tali volumus religione versari, quam divinum Petrum apostolum tradidisse Romanis religio usque ad nunc ab ipso insinuata declarat, quamque pontificem Damasum sequi claret et Petrum Alexandriae episcopum, virum apostolicae sanctitatis; hoc est ut secundum apostolicam disciplinam evangelicamque doctrinam Patris et Filii et Spiritus Sancti unam deitatem sub parili maiestate et sub pia Trinitate credamus. . Hanc legem sequentes Christianorum Catholicorum nomen iubemus amplecti, reliquos vero dementes vesanosque iudicantes haeretici dogmatis infamiam sustinere, nec conciliabula eorum ecclesiarum nomen accipere, divina primum vindicta, post etiam motus nostri, quem ex coelesti arbitrio sumpserimus, ultione plectendos. Dat(um) (die) III (ante) Kal(endas) Mart)ias), Thessalonica, Gratiano A(ugusto) V (quinto), et Theodosio A(ugusto) I (primo) Co(n)s(ulibu)s

“ Todos nuestros pueblos (…) deben adherirse a la fe transmitida a los romanos por el apóstol Pedro, la que profesan el Pontífice Dámaso y el obispo Pedro de Alejandría (…), o sea, reconocer, de acuerdo con la enseñanza apostólica y la doctrina evangélica, la Divinidad una y la Santa Trinidad del Padre , el Hijo y el Espíritu Santo. Únicamente los que observan esta ley tienen derecho al título de cristianos católicos. En cuanto a los otros, estos insensatos extravagantes, son heréticos y fulminados por la infamia, sus lugares de reunión no tienen el derecho a llevar el nombre de iglesias, serán sometidos a la venganza de Dios y después a la nuestra (…)”
Si el Edicto de Milán es el edicto de la tolerancia hacia el cristianismo, el Edicto de Tesalónica, también conocido como “Cunctos Populos”, promulgado en el 380, por Teodosio “El Grande”, es el edicto de la instauración del cristianismo.  En su estructura, como en el edicto anterior, se pueden diferenciar varias partes:

-En la primera parte nos encontramos con el reconocimiento de Pedro como “apóstol que predicó a los romanos”.

-En la segunda, podemos destacar, que ya en esta fecha se utilizaba la denominación “Papa” para el Obispo de Roma.

-La tercera parte va dirigida, claramente, a los paganos y herejes, que en este caso estarían representados por los arrianos, los cuales no creen en el poder de la santísima Trinidad. Por lo tanto es primordial creer en Cristo, con lo cual, los cristianos y católicos estarían dentro de la ortodoxia de la Iglesia, mientras que los demás grupos religiosos, serían considerados herejes, siendo indispensable luchar contra ellos y erradicarlos.

El cristianismo se impone como religión del Estado y por lo tanto todos los súbditos del imperio (tanto de Oriente como de Occidente) deben abrazarla por ley.  Si en Constantino vemos un personaje contradictorio, en el que priman los intereses políticos y económicos, o quizás su fetichismo religioso, Teodosio, por el contrario,  intentará acabar con todo vestigio de paganismo dentro del territorio imperial.  Sobre su persona se han construido varias teorías, como que era un creyente  convencido, o que veía el cristianismo como una religión de gran importancia e implantación en el futuro, o la visión de panteísmo del mundo romano como algo  caduco y trasnochado, por lo que la introducción de un nuevo Dios y que estaba muy de moda entre la población, sería visto con agrado. Sea como fuere, se pueden formular  tantas teorías sobre él, como autores e historiadores, estudiosos de este periodo.

Será Teodosio, en el Edicto de Tesalónica (380), quien implante, de una forma  definitiva, el cristianismo como la religión oficial del estado. Además su figura se verá salvaguardada por su poder y la erradicación de todo lo anterior a él, ya que desde la muerte de Constantino hasta la promulgación de este edicto, se produce una gran reacción del paganismo, que contó con el apoyo de varios emperadores, como Juliano, que quería instaurar una iglesia pagana donde él fuera la autoridad máxima.

A partir de Teodosio no hubo emperadores paganos, aunque esto no significa que a nivel popular se lograra erradicar el paganismo por completo. Teodosio hizo una condena total del paganismo y esto se aplicará a todo el Imperio y a todos sus habitantes, sin importar el lugar donde estos habiten. Así mismo, todos los actos paganos deberán ser denunciados y castigados, llegando al extremo de que quienes ejecuten actos de paganismo, comenten un sacrilegio, y por lo tanto un crimen de lesa majestad.
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:08 pm

Antonio Pérez Omister escribió:Tras haberse desembarazado de todos sus rivales políticos, Constantino convocó el primer concilio ecuménico en la ciudad asiática de Nicea (Bitinia, hoy en Turquía) en 325, que legalizó la práctica del cristianismo en el Imperio Romano y puso fin a las persecuciones. Se considera que esto fue esencial para la expansión de esta religión por toda la cuenca mediterránea, y los historiadores, desde Lactancio y Eusebio de Cesarea, hasta nuestros días, presentan a Constantino como el primer emperador cristiano, aunque vivió como pagano y no se bautizó hasta encontrarse en su lecho de muerte. Se dice que sus colaboradores y allegados le temían tanto, que nadie se atrevió a tocar el cadáver hasta que hubieron transcurrido siete días desde el óbito.
Veamos, aunque Constantino “convocó” al primer CONCILIO ECUNÉMICO, lo cual es una total falsedad porque el PRIMER CONCILIO, se llevó a cabo en la época de los Apostoles (ver Hechos 15.1-35).

Ahora bien, para desenmascarar al escritor, veamos un pequeño detalle: ¿Por qué fue un Concilio ECUNÉMICO?...

El Concilio ECUMÉNICO conocido como NICEA I, se celebró en el año 325 en Nicea (actualmente Iznik), ciudad de Asia Menor en Turquía y fue convocado por el Emperador Constantino I el Grande, POR CONSEJO DEL OBISPO SAN OSIO DE CÓRDOBA.

El objetivo de Constantino era mantener unido el Imperio romano, en grave riesgo de división, unificando a las diversas facciones religiosas que en ese momento se enfrentaban por distintas creencias. Existían tres corrientes cristológicas del cristianismo en siglo IV, que básicamente disentían en la relación y naturaleza del Hijo respecto al Padre:

• La primera era el arrianismo, comandado por el presbítero Arrio de Alejandría y Eusebio de Nicomedia, quien sostenía que el Hijo, que se había encarnado en Jesús de Nazaret, era el unigénito de Dios y que por lo tanto tenía un origen, al ser la primera de las criaturas creadas, y por ello no era coeterno con su Padre, tal como ya habían defendido el obispo protegido por la reina Zenobia, Pablo de Samosata.

• La segunda corriente, opuesta a la anterior, sostenía que el Hijo de Dios era ontológicamente igual al Padre, ambos el mismo Dios, pues Padre e Hijo tenían la misma substancia (ομοουσιος - homoousios), es decir, consustancialidad. El obispo Alejandro de Alejandría y su diácono y sucesor, Atanasio, defendían esta postura.

• Posteriormente se desarrolló una tercera posición, intermedia entre las dos anteriores, cuyos seguidores son generalmente conocidos como semiarrianos. Basilio de Ancira fue uno de sus principales representantes. Los semiarrianos afirmaban que el Hijo era en substancia similar (ομοιουσιος - homoiousios), pero no igual al Padre.

Tras la victoria del bando que defendía la consustancialidad, Arrio fue considerado hereje, por negarse a aceptar la declaración final del Concilio, y excomulgado junto a otros dos obispos.

Asistieron al CONCILIO MÁS DE TRESCIENTOS OBISPOS. El Emperador designó a Osio de Córdoba para que hablara en su nombre, Y EL PAPA SAN SILVESTRE I ENVIÓ DOS SACERDOTES ROMANOS: VÍCTOR Y VICENTIUS PARA QUE LE REPRESENTASEN. Casi todos los padres conciliares condenaron la doctrina de Arrio, que afirmaba que el Hijo era una creación de Dios. Sin embargo, los semiarrianos, que eran la gran mayoría en el Concilio, se opusieron a la palabra ομοουσιος (consustancial), propuesta por Atanasio, debido a que ésta sugería que el Padre y el Hijo eran lo mismo.

Finalmente se decidieron en favor de Atanasio, proclamando que Jesús era consustancial con el Padre (ομοουσιον τω πατρι). Con esta fórmula como base, se compuso el Credo Niceno en el que se resumía la doctrina cristiana, particularmente en lo que se refiere al Logos. Este símbolo o credo se propuso inmediatamente en la asamblea. Su frase fundamental era: engendrado, no hecho, consustancial con el Padre.

El emperador Constantino declaró que aquellos que no aceptasen este símbolo serían desterrados. Arrio y Eusebio de Nicomedia no firmaron el credo y por lo tanto fueron condenados al exilio y la quema de todos sus libros. Sin embargo, Constantino fue finalmente bautizado por Eusebio de Nicomedia, que seguía siendo el ordinario y al que se le habían mantenido sus dignidades eclesiásticas. Posteriormente se levantó la condena civil a la doctrina arriana y Arrio fue perdonado, aunque murió repentinamente en circunstancias extrañas cuando iba a ser investido de nuevo con sus privilegios eclesiásticos.

Eusebio de Cesarea en su obra "Vida de Constantino", presenta al Emperador participando e influyendo activamente en el desarrollo del Concilio. Sin embargo, el autor J. M. Sansterre , en su obra “Eusebio de Cesarea y el nacimiento de la teoría cesaropapista”, ha rebatido esta posición, señalando que la actuación de Constantino fue respetuosa de los temas que eran de estricta competencia de los Padres Conciliares.

Una de las decisiones del primer Concilio de Nicea que tendría más consecuencias prácticas fue la determinación de las normas para el cálculo de la fecha de la Pascua. El seguimiento de dichas normas acabó dando lugar a la reforma gregoriana del calendario en 1582. Por el tema de rechazar la teoría de Arrio se trató también el tema de la Filiación Divina de Jesucristo y se aceptó la Doctrina de Atanasio por la que la Trinidad y la naturaleza de Jesús se establecieron en un lenguaje comprensible y didáctico.


avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:09 pm

Antonio Pérez Omister escribió:A lo largo del siglo III el Imperio Romano había sufrido diversas crisis de variada índole –económicas, demográficas, pandémicas, políticas y militares– que a punto estuvieron de destruirlo. A principios del siglo IV, tras alcanzarse una solución de compromiso, el Imperio estaba dividido en dos mitades, una oriental y otra occidental, y gobernado por dos emperadores mayores o augustos, y dos emperadores menores o césares, que eran a su vez los sucesores reconocidos de los primeros.
Interesante, en párrafos anteriores señala que es hasta la edad media en donde dichas crisis atacarón al imperio Romano (inicios de la Edad media), aquí indica que fue mucho antes; como que el escritos “no sabe analizar historia”, o solo escribe por escribir.

Antonio Pérez Omister escribió:Diocleciano y Maximiano eran los augustos, y Constancio Cloro (padre de Constantino) y Galerio, compartían el poder como césares. El joven Constantino sirvió en la corte de Diocleciano en Nicomedia tras el nombramiento de su padre como uno de los dos césares de la tetrarquía en 293. El año 305 marcó el final de la primera tetrarquía con la renuncia de los dos augustos, Diocleciano y Maximiano. De esta forma los dos césares accedieron a la categoría de augustos y dos oficiales ilirios fueron nombrados nuevos césares. La segunda tetrarquía quedaba así formada: Constancio Cloro y Severo II, como augusto y césar respectivamente, en Occidente, y Galerio y Maximino en la parte oriental del imperio, también como augusto y césar cada uno.
Sin embargo, Constancio Cloro cayó enfermo durante una expedición punitiva contra los pictos en Caledonia (actual Escocia), muriendo el 25 de julio de 306. Su hijo Constantino se encontraba junto a él en su lecho de muerte en Eburacum (actual ciudad de York, Inglaterra), en la Britania romana, donde su leal general Croco, de ascendencia germana, y las tropas leales a su padre le proclamaron augusto. Simultáneamente, el césar occidental, Severo II, era a su vez proclamado augusto por Galerio. Ese mismo año el Senado –según la vieja fórmula republicana– nombró césar a Majencio, hijo del anterior tetrarca Maximiano, y éste último regresó también a la escena política reclamando para sí el título de augusto.

Comenzó otro largo periodo de conflictos y guerras civiles que se prolongó por espacio de veinte años. Severo fue traicionado por sus tropas; entretanto Constantino y Maximiano concertaban una alianza. Al final del año 307 había 4 augustos: Constantino, Majencio, Maximiano y Galerio, y un solo césar: Maximino.

A pesar de la mediación de Diocleciano, que se mantuvo neutral intentando actuar como árbitro en la disputa, al final del año 310 la situación era aún más confusa con 7 augustos: Constantino, Majencio, Maximiano, Galerio, Maximino, Licinio –al que había introducido en la pugna el propio Diocleciano rompiendo su neutralidad– y Domicio Alejandro, vicario de África que se había proclamado augusto. Los vicarios eran lugartenientes designados por el emperador, que les enviaba en su representación a las provincias que no estaban regidas por un gobernador. Después de las reformas administrativas de Constantino, se dio el nombre de vicario a los gobernadores de la mayoría de las diócesis, y ejercían su autoridad en ausencia de sus titulares, los prefectos del Pretorio. [/quote]
Confirmado en el propio escrito, en donde “Constantinio gobernó durante 30 año el imperio romano” es totalmente falso. Para hacerlo debería haber empezado el GOBIERNO DEL IMPERIO en el año 307
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:11 pm

Antonio Pérez Omister escribió:En medio de este entorno convulso comenzaron a desaparecer candidatos: Domicio Alejandro fue asesinado por orden de Majencio; Maximiano se suicidó asediado por Constantino, y Galerio falleció por causas naturales.

Majencio fue relegado por los tres augustos restantes y finalmente vencido por Constantino en la decisiva batalla del Puente Milvio, en las afueras de Roma, el 28 de octubre de 312. Una nueva alianza entre Constantino y Licinio selló el destino de Maximino que se suicidó tras ser vencido por éste en 313.
Olvida mencionar que en la famosa BATALLA, de 312:

Se conoce como la Batalla del Puente Milvio al enfrentamiento militar que tuvo lugar el 28 de octubre de 312 entre los ejércitos de los emperadores Constantino I y Majencio. La victoria del primero derivó en el fin de la tetrarquía (forma de gobierno en la que el poder lo ejercen cuatro personas conocidas como tetrarcas) y lo llevó a convertirse en la máxima autoridad de los territorios occidentales del Imperio, mientras su cuñado Licinio reinaba en las provincias orientales.

Esta batalla constituye un importante punto de inflexión en la historia del cristianismo, ya que los historiadores cristianos de esta época y posteriores, influidos por la narración de Eusebio de Cesarea, atribuyeron la victoria de Constantino a una intervención divina.

Parte de la importancia de esta batalla reside en que los escritos que la relatan se ven afectados por la leyenda. Una de estas leyendas cuenta que la noche del 27 de octubre, cuando los soldados se preparaban para la inminente batalla, Constantino tuvo una visión que lo llevó a combatir bajo la protección del Dios cristiano. No obstante, la descripción de esta visión varía en función de la fuente que la relate. Los historiadores cristianos afirmaron que esta visión consistía en la aparición de la señal de la cruz acompañada por una voz que le decía a Constantino «en este signo, conquistarás» en griego.

Lactancio afirma que la visión que tuvo Constantino la noche antes de la batalla decía que debía «delinear la marca celestial en los escudos de sus soldados».[7] El futuro emperador obedeció y marcó los escudos con el símbolo de Cristo; Lactancio describe este signo como un «staurogram», una cruz latina con su extremo superior redondeado en forma de P. A pesar de ello, no existen pruebas de que Constantino utilizara alguna vez el staurogram; de hecho, ciertos historiadores defienden que empleó la famosa chi-rho.

De Eusebio han sobrevivido dos escritos que describen la batalla. El primero de ellos consiste en un pequeño extracto de su Historia Eclesiática,que afirma que Constantino recibió ayuda divina durante la batalla, aunque no hace mención de la visión. No obstante, en su "Vida de Constantino", ofrece una descripción detallada acerca de esta visión, y hace hincapié en que la había escuchado de boca del propio emperador. Conforme a este relato, Constantino y sus hombres se encontraban marchando (el historiador cristiano no especifica cuál era el objetivo de los constantinianos, aunque afirma que no se encontraban en la capital) cuando el emperador levantó la vista y observó que, por encima del Sol, se alzaba una cruz luminosa con estas palabras: «Εν Τούτῳ Νίκα», cuya traducción al latín es in hoc signo vinces - «en este signo, vencerás». En ese momento Constantino no tenía claro cuál era el mensaje que trataba de transmitirle esta revelación, no obstante, esa noche soñó con Cristo, que le decía que debía emplear ese signo contra sus adversarios. En este relato Eusebio describe el lábaro, el estandarte militar que usó Constantino durante el conflicto que le enfrentó a Licinio (chi-rho).

Estos dos escritos difícilmente pueden conciliarse con el resto de obras que hablan acerca de la batalla, aunque se han visto incluidos en aquellos que afirman que Constantino vio el chi-rho la noche anterior al combate. Lactancio y Eusebio coinciden en que este símbolo no estaba destinado a representar a Cristo, ya que no existen evidencias que prueben que el chi-rho era considerado una marca cristiana antes de su reinado. Este símbolo apareció por primera vez en una moneda de oro de la era constantiniana (c. 315), lo que viene a demostrar que Constantino había empezado a emplearlo por esta época, aunque no de una forma destacada. Sólo hizo un uso extensivo del chi-rho y del lábaro durante el conflicto con Licinio.

Como el Sol Invictus - el Sol Invicto, empleado frecuentemente en el labrado de monedas y monumentos constantinianos años después de esta victoria - esta visión ha sido interpretada como un fenómeno meteorológico (p. e. un halo) que podría haber sido modificada con el fin de encajar con las creencias de los seguidores cristianos del emperador.

Vay a “olvlido” – de nuestro amigo “escritor”
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:13 pm

Antonio Pérez Omister escribió:A partir de este punto el Imperio quedaba dividido entre Licinio, en Oriente, y Constantino en Occidente. Tras los enfrentamientos iniciales, ambos firmaron la paz en Sárdica en 317. Durante este periodo ambos nombraron césares según su conveniencia entre los miembros de su familia y círculo de confianza. En el 324, nuevos enfrentamientos terminaron con la victoria de Constantino sobre Licinio en Adrianópolis y Crisópolis.

Constantino representa el nacimiento de la monarquía absoluta, hereditaria y por derecho divino, algo hasta entonces inusual en el Imperio Romano que siempre conservó sus estructuras republicanas. Es más, el título de “Imperator” equivalía al de Generalísimo o Comandante en Jefe de los Ejércitos, no era un título monárquico. Los primeros emperadores, desde César, fueron dictadores vitalicios por acumulación de cargos. César y Augusto se convirtieron en dictadores tras ser reconocidos por el Senado como únicos cónsules. El consulado estaba compartido por dos cónsules elegidos por el Senado.
Es decir, a partir de 324 COMENZÓ A GOBERNAR EL IMPERIO ROMANO en su PLENITUD – no “durante treinta años” como señala nuestro “olvidadizo escritor”.

Antonio Pérez Omister escribió:En cualquier caso, la formula monárquica absolutista, sancionada por la Iglesia, e inaugurada por Constantino el Grande, tendría su continuidad tras la desaparición del Imperio, a lo largo de toda la Edad Media y, en muchos casos, hasta el siglo XX. Así, los monarcas medievales lo eran “Por la Gracia de Dios” y los títulos “káiser” y “zar” eran transcripciones derivadas de la palabra “césar”. Asimismo, durante el Medievo hubo varios intentos de restaurar el viejo imperio bajo la apariencia de un Sacro Imperio Romano.
Como que nuestro amigo no ha leído la Biblia con relación a LAS AUTORIDADES (Romanos 13.1-7)

Antonio Pérez Omister escribió:Durante el reinado de Constantino se introdujeron importantes cambios que afectaron a todos los ámbitos de la sociedad del Bajo Imperio. Reformó la corte, las leyes y la estructura del Ejército. Las legendarias legiones romanas desaparecieron y fueron substituidas por cuerpos de infantería pesada muchos más reducidos, y unidades de caballería principalmente.
Sería intersante que explicara ¿Qué tiene que ver esto con el CRISTIANISMO que CONSTANTINO dio el INDULTO con la LIBERTAD DE RELIGION?.

Antonio Pérez Omister escribió:Pero, seguramente, Constantino sea más conocido por ser el primer emperador romano que permitió el libre culto a los cristianos. Su conversión al cristianismo, de acuerdo con las fuentes oficiales cristianas, fue el resultado inmediato de un presagio antes de su victoria en la batalla del Puente Milvio (312). Tras esta visión extática, Constantino adoptó un nuevo estandarte para marchar a la batalla al que llamaría Lábaro. La visión de Constantino se produjo en dos partes: en primer lugar, mientras marchaba con sus soldados vio la forma de una cruz frente al Sol (Apolo). Tras esto, tuvo un sueño en el que se le ordenaba poner un nuevo símbolo en su estandarte, ya que vio una cruz con la inscripción «In hoc signo vinces» («Con este signo vencerás»). Mandándolo pintar de inmediato en los escudos de sus soldados, venció a Majencio. En los siglos venideros las cruces figuraron en los escudos de casi todos los ejércitos cristianos. Se dice que tras estas visiones, y por el resultado de la batalla del Puente Milvio, Constantino se convirtió de inmediato al cristianismo. Pero, tal vez fue así por razones políticas.
¿”TAL VEZ”?... interesante deducción lástima que no tenga explicación…

Antonio Pérez Omister escribió:Una buena parte del ejército romano seguía el culto mitraico, de origen oriental, aunque es cierto que el cristianismo también había ganado muchos conversos entre los soldados y oficiales. Había una buena razón para ello: ambas religiones prometían una vida después de la muerte. Aspecto éste que siempre despertaba el interés de los militares, que arriesgaban la vida constantemente en el combate.
Lo interesante es que, aunque “seguían el culto mitraico” en sus escudos estaba dibujado el CRISMON.

Antonio Pérez Omister escribió:Se cree que la influencia de Elena, su madre, que era una devota cristiana, fue decisiva. No obstante, Constantino, siguiendo una extendida costumbre de la época, no fue bautizado hasta estar cerca de la muerte (337), y fue un obispo arriano, Eusebio de Nicomedia, que no católico, quien le bautizó. Posiblemente, la elección del obispo de Nicomedia fuese un guiño político hacia los arrianos. El arrianismo había sido condenado por la nueva Iglesia católica surgida tras el Concilio de Nicea (325), pero eran muchos los soldados y oficiales, de origen germánico sobre todo, que profesaban esta doctrina cristiana. Eusebio, además, era amigo de la hermana de Constantino, lo que probablemente facilitó el indulto y su vuelta desde el exilio para bautizar al agonizante emperador.
¿Cómo es eso?... ¿Un guiño al arrianismo que había sido condenado en el CONCILIO que el MISMO CONSTANTINO CONVOCÓ?... Entonces como que la “influencia de Constantino en el Concilio de Nicea” no fue muy marcada; por otro lado ¿La iglesia Católica surgida en el Concilio de Nicea?... ¿Cómo pudo “surgir en este concilio” si el Pastor máximo de la misma mandó a dos representantes a dicho concilio?... es decir hay una PREEXISTENCIA…
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:14 pm

Antonio Pérez Omister escribió:A partir de este punto el Imperio quedaba dividido entre Licinio, en Oriente, y Constantino en Occidente. Tras los enfrentamientos iniciales, ambos firmaron la paz en Sárdica en 317. Durante este periodo ambos nombraron césares según su conveniencia entre los miembros de su familia y círculo de confianza. En el 324, nuevos enfrentamientos terminaron con la victoria de Constantino sobre Licinio en Adrianópolis y Crisópolis.

Constantino representa el nacimiento de la monarquía absoluta, hereditaria y por derecho divino, algo hasta entonces inusual en el Imperio Romano que siempre conservó sus estructuras republicanas. Es más, el título de “Imperator” equivalía al de Generalísimo o Comandante en Jefe de los Ejércitos, no era un título monárquico. Los primeros emperadores, desde César, fueron dictadores vitalicios por acumulación de cargos. César y Augusto se convirtieron en dictadores tras ser reconocidos por el Senado como únicos cónsules. El consulado estaba compartido por dos cónsules elegidos por el Senado.
Es decir, a partir de 324 COMENZÓ A GOBERNAR EL IMPERIO ROMANO en su PLENITUD – no “durante treinta años” como señala nuestro “olvidadizo escritor”.

Antonio Pérez Omister escribió:En cualquier caso, la formula monárquica absolutista, sancionada por la Iglesia, e inaugurada por Constantino el Grande, tendría su continuidad tras la desaparición del Imperio, a lo largo de toda la Edad Media y, en muchos casos, hasta el siglo XX. Así, los monarcas medievales lo eran “Por la Gracia de Dios” y los títulos “káiser” y “zar” eran transcripciones derivadas de la palabra “césar”. Asimismo, durante el Medievo hubo varios intentos de restaurar el viejo imperio bajo la apariencia de un Sacro Imperio Romano.
Como que nuestro amigo no ha leído la Biblia con relación a LAS AUTORIDADES (Romanos 13.1-7)

Antonio Pérez Omister escribió:Durante el reinado de Constantino se introdujeron importantes cambios que afectaron a todos los ámbitos de la sociedad del Bajo Imperio. Reformó la corte, las leyes y la estructura del Ejército. Las legendarias legiones romanas desaparecieron y fueron substituidas por cuerpos de infantería pesada muchos más reducidos, y unidades de caballería principalmente.
Sería intersante que explicara ¿Qué tiene que ver esto con el CRISTIANISMO que CONSTANTINO dio el INDULTO con la LIBERTAD DE RELIGION?.

Antonio Pérez Omister escribió:Pero, seguramente, Constantino sea más conocido por ser el primer emperador romano que permitió el libre culto a los cristianos. Su conversión al cristianismo, de acuerdo con las fuentes oficiales cristianas, fue el resultado inmediato de un presagio antes de su victoria en la batalla del Puente Milvio (312). Tras esta visión extática, Constantino adoptó un nuevo estandarte para marchar a la batalla al que llamaría Lábaro. La visión de Constantino se produjo en dos partes: en primer lugar, mientras marchaba con sus soldados vio la forma de una cruz frente al Sol (Apolo). Tras esto, tuvo un sueño en el que se le ordenaba poner un nuevo símbolo en su estandarte, ya que vio una cruz con la inscripción «In hoc signo vinces» («Con este signo vencerás»). Mandándolo pintar de inmediato en los escudos de sus soldados, venció a Majencio. En los siglos venideros las cruces figuraron en los escudos de casi todos los ejércitos cristianos. Se dice que tras estas visiones, y por el resultado de la batalla del Puente Milvio, Constantino se convirtió de inmediato al cristianismo. Pero, tal vez fue así por razones políticas.
¿”TAL VEZ”?... interesante deducción lástima que no tenga explicación…

Antonio Pérez Omister escribió:Una buena parte del ejército romano seguía el culto mitraico, de origen oriental, aunque es cierto que el cristianismo también había ganado muchos conversos entre los soldados y oficiales. Había una buena razón para ello: ambas religiones prometían una vida después de la muerte. Aspecto éste que siempre despertaba el interés de los militares, que arriesgaban la vida constantemente en el combate.
Lo interesante es que, aunque “seguían el culto mitraico” en sus escudos estaba dibujado el CRISMON.

Antonio Pérez Omister escribió:Se cree que la influencia de Elena, su madre, que era una devota cristiana, fue decisiva. No obstante, Constantino, siguiendo una extendida costumbre de la época, no fue bautizado hasta estar cerca de la muerte (337), y fue un obispo arriano, Eusebio de Nicomedia, que no católico, quien le bautizó. Posiblemente, la elección del obispo de Nicomedia fuese un guiño político hacia los arrianos. El arrianismo había sido condenado por la nueva Iglesia católica surgida tras el Concilio de Nicea (325), pero eran muchos los soldados y oficiales, de origen germánico sobre todo, que profesaban esta doctrina cristiana. Eusebio, además, era amigo de la hermana de Constantino, lo que probablemente facilitó el indulto y su vuelta desde el exilio para bautizar al agonizante emperador.
¿Cómo es eso?... ¿Un guiño al arrianismo que había sido condenado en el CONCILIO que el MISMO CONSTANTINO CONVOCÓ?... Entonces como que la “influencia de Constantino en el Concilio de Nicea” no fue muy marcada; por otro lado ¿La iglesia Católica surgida en el Concilio de Nicea?... ¿Cómo pudo “surgir en este concilio” si el Pastor máximo de la misma mandó a dos representantes a dicho concilio?... es decir hay una PREEXISTENCIA…

Antonio Pérez Omister escribió:Poco después de la batalla del Puente Milvio (312), Constantino entregó al papa Silvestre I un suntuoso palacio que había pertenecido a Diocleciano, perseguidor de los cristianos, con el encargo de construir una gran basílica dedicada al culto cristiano.
Otro error, vemos, indica que “después de la batalla del Puente (312), entregó al PAPA CATÓLICO SILVESTRE I un suntuoso palacio”, pero “la iglesia CATÓLICA surgio con el Concilio de Nicea (325)”… como que le entregó el palacio “al Papa de una religión que no existía”…. ¿Ven el desfase o error?.
Antonio Pérez Omister escribió:El nuevo edificio se construyó sobre los antiguos cuarteles de la Guardia Pretoriana, y actualmente se la conoce como Basílica de San Juan de Letrán. En 324 el emperador hizo construir otra magnífica basílica en la colina Vaticana, en el mismo lugar donde, según la tradición cristiana, martirizaron a san Pedro: ésta fue la Basílica de San Pedro.
¿Mandó a construir una BASILICA PARA UNA RELIGIÓN QUE AÚN NO HABIA SURGIDO?... sigue tirándole piedras a su propio escrito… lo único que demuestra es que LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA YA EXISTIA CON ANTERIORIDAD A LA FECHA EN LA CUAL ÉL INDICA QUE INICIO.

Por otro lado, preguntaría ¿Qué hacía Pedro en Roma?, porque los protestantes siempre afirman que “Pedro no estuvo en Roma”….

Antonio Pérez Omister escribió:El Edicto de Milán despenalizó la práctica del cristianismo y se devolvieron las propiedades confiscadas a la Iglesia. Tras el edicto de tolerancia se abrieron nuevas vías de expansión para los cristianos, incluyendo el derecho a competir con los paganos en el tradicional “cursus honorum” para acceder a las altas magistraturas del Estado, y también ganaron una mayor aceptación e influencia dentro de la sociedad civil en general. Se permitió la construcción de nuevas iglesias y los líderes cristianos alcanzaron una importancia decisiva.
Es correcto “LIDERES CRISTIANOS” de la IGLESIA CATÓLICA, dividida en CINCO COMUNIDADES: la Iglesia de Roma, la Iglesia de Constantinopla, la Iglesia de Alejandría, la Iglesia de Antioquia y la Iglesia de Jerusalen (llamada la PENTARQUIA).

Antonio Pérez Omister escribió:Envalentonados por las nuevas prerrogativas concedidas por el emperador, los obispos nicenos (católicos) adoptaron unas posturas agresivas hacia otros grupos cristianos a los que consideraban heréticos –especialmente los arrianos– y empezaron a mostrar un carácter abiertamente revanchista hacia los paganos que prefirieron seguir fieles a los antiguos dioses y no aceptaron bautizarse.
Interesante, porque “esos grupos cristianos” denominados “heréticos”, realmente estaban FUERA DE LA ENSEÑANZA APOSTOLICA, a no ser que muestren lo contrario (por ejemplo QUE JESUCRISTO NO ES DIOS – como promulgaban los arrianos) creo que lleva la de perder…

Antonio Pérez Omister escribió:Aunque el cristianismo no se convertiría en “única” religión del Imperio hasta que Teodosio así lo dispuso con la promulgación del Edicto de Tesalónica en el año 380, Constantino dio un gran poder económico a los cristianos: les concedió numerosos privilegios y exenciones fiscales, e hizo importantes donaciones a la Iglesia procedentes de las propiedades confiscadas a sus enemigos políticos, algunos de ellos paganos. Asimismo, apoyó la reconversión de muchos templos paganos en iglesias, y dio preferencia a los cristianos en los puestos preeminentes de la administración del Estado.
¡¡Que gran VENTAJA PARA LOS CRISTIANOS (CATÓLICOS)… porque eso se dio tanto en el imperio de Occidente (donde estaba la Iglesia Católica Romana), como en el Imperio de Oriente (donde estaban las Iglesias Ortodoxas).
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 4:18 pm

Antonio Pérez Omister escribió:Como resultado de todo esto, las controversias que habían existido entre los cristianos desde mediados del siglo II, eran ahora aventadas en público, y frecuentemente de una manera violenta. Constantino consideraba que su deber como emperador designado por Dios, era acabar con los desórdenes religiosos, y convocó el Concilio de Nicea (325) para, según él, terminar con los cismas doctrinales que dividían a la Iglesia, especialmente el arrianismo.
¿Cómo entonces “le guiño el ojo” al arrianismo?... realmente bastante contradictorio.

Antonio Pérez Omister escribió:Los historiadores señalan, no obstante, que su principal preocupación era la unidad del Imperio, recientemente restituida, y que se podía ver nuevamente resquebrajada debido a estas divergencias religiosas. Muchos consideran que Constantino «creó» la Iglesia católica confiriéndole su impronta personal, y que ésta perduraría mucho tiempo después de su muerte. Los papas lucharon por la unidad de la Iglesia con tanto ahínco y determinación, como Constantino lo hizo por mantener la integridad territorial del Imperio Romano, en el que ya habían empezado a manifestarse los primeros síntomas de la enfermedad que habría de ponerle fin un siglo y medio después.
Lo interesante es que “ese ahínco y determinación” de los PAPAS, mantuvo la PENTARQUIA UNIDA durante un MILENIO… Eso por un lado, por otro lado, tal y como vemos el EDICTO DE MILÁN, no indica la “creación” de ninguna IGLESIA Católica, más bien fue el permiso de libre culto para las IGLESIAS CATÓLICAS EXISTENTES EN TODO EL IIMPERIO (LA PENTARQUIA).

Antonio Pérez Omister escribió:En Nicea, el emperador impuso el dogma de la Santísima Trinidad presionado por los obispos reunidos en el concilio partidarios del mismo. Uno de los principales motivos de discordia entre los cristianos, aunque no el único. Por otra parte, los defensores de la Iglesia católica sostienen que las bases del dogma ya se daban en la iglesia primitiva, unos 200 años antes de celebrarse el concilio. Así como la definición de «católico», término que proviene del griego καθολικός (katholikós) y que significa “universal”.
¿No estaba el DOGMA DE LA TRINIDAD en la IGLESIA PRIMITIVA?...

Veamos, nada mejor entonces que estudiar el testimonio de los padres anteriores a Nicea, para conocer cuál fue el verdadero desarrollo de la doctrina Trinitaria a lo largo de la historia.

La Didaché

Es un excelente testimonio del pensamiento de la Iglesia primitiva, y lo mencionamos por incluir un testimonio de como la fórmula bautismal Trinitaria era utilizada por la Iglesia Primitiva.

“Acerca del bautismo, bautizad de esta manera: Dichas con anterioridad todas estas cosas, bautizad en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo en agua viva”[2]









El Martirio de Policarpo


Es una carta de la Iglesia de Esmirna a la comunidad de Filomenio donde se narra el martirio de San Policarpo, discípulo directo del apóstol San Juan y obispo de Esmirna.

Es uno de los escritos apostólicos que hace uso de las bellas doxologías Trinitarias que expresan tan claramente el dogma Trinitario.

“A Él [Jesucristo] sea la gloria con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén” [3]









El Pastor de Hermas

Considerados entre los escritos de los Padres Apostólicos, aunque comenta Quasten, pertenece al grupo de los Apocalipsis apócrifos. Contiene las revelaciones que realizaron dos figuras celestiales a Hermas que realizaron dos figuras celestiales a Hermas.

“Al Espíritu Santo, que es preexistente, que creó toda la creación. Dios le hizo morar en el cuerpo de carne que El quiso. Ahora bien, esta carne en que habitó el Espíritu Santo sirvió bien al Espíritu, caminando en santidad y pureza, sin mancillar absolutamente en nada al mismo Espíritu. Como hubiera, pues, llevado ella una conducta excelente y pura y tenido parte en todo trabajo del Espíritu y cooperado con El en todo negocio, portándose siempre fuerte y valerosamente, Dios la tomó por partícipe juntamente con el Espíritu Santo. En efecto, la conducta de esta carne agradó a Dios, por no haberse mancillado sobre la tierra mientras tuvo consigo al Espíritu Santo. Así, pues, tomó por consejero a su Hijo y a los ángeles gloriosos, para que esta carne, que había servido sin reproche al Espíritu, alcanzara también algún lugar de habitación y no pareciera que se perdía el galardón de este servicio. Porque toda carne en que moró el Espíritu Santo, si fuere hallada pura y sin mancha, recibirá su recompensa” [4]

En base a este texto explica Quasten: “Según este pasaje, parece que para Hermas la Trinidad consiste en Dios Padre, en una segunda persona divina, el Espíritu Santo, que él identifica con el Hijo de Dios, y, finalmente, en el Salvador, elevado a formar parte de su sociedad como premio a sus merecimientos. En otras palabras, Hermas considera al Salvador como Hijo adoptivo de Dios por lo que se refiere a su naturaleza humana.”

Ignacio de Antioquía (año 110 d.C)


San Ignacio reconoce numerosas veces a Cristo como Dios.

“Ignacio, por sobrenombre Portador de Dios: A la bendecida en grandeza de Dios con plenitud: a la predestinada desde antes de los siglos a servir por siempre para gloria duradera e inconmovible, gloria unida y escogida por gracia de la pasión verdadera y por voluntad de Dios Padre y de Jesucristo nuestro Dios; a la Iglesia digna de toda bienaventuranza, que está en Éfeso de Asia, mi saludo cordialísimo en Jesucristo y en la alegría sin mácula.”[5]

“Un médico hay, sin embargo, que es carnal a par que espiritual, engendrado y no engendrado, en la carne hecho Dios, hijo de María e hijo de Dios, primero pasible y luego impasible, Jesucristo nuestro Señor”[6]

“La verdad es que nuestro Dios Jesús, el Ungido, fue llevado por María en su seno conforme a la dispensación de Dios; del linaje, cierto, de David; por obra, empero, del Espíritu Santo. El cual nació y fue bautizado, a fin de purificar el agua con su pasión”[7].

“Ignacio, por sobrenombre Portador de Dios: A la Iglesia que alcanzó misericordia en la magnificencia del Padre altísimo y de Jesucristo su único Hijo: la que es amada y está iluminada por voluntad de Aquel que ha querido todas las cosas que existen, según la fe y la caridad de Jesucristo Dios nuestro”[8]

Más adelante en la misma epístola a los romanos:

“Permitidme ser imitador de la pasión de mi Dios”[9]

“Yo glorifico a Jesucristo, Dios, que es quien hasta tal punto os ha hecho sabios; pues muy bien me di cuenta de cuán apercibidos estáis de fe inconmovible, bien así como si estuvierais clavados, en carne y en espíritu, sobre la cruz de Jesucristo”[10]

Para San Ignacio Cristo está por encima del tiempo, y es intemporal, lo cual es una forma de decir que existe desde toda la eternidad.

“…Aguarda al que está por encima del tiempo, al Intemporal, al Invisible, que por nosotros se hizo visible; al Impalpable, al Impasible, que por nosotros se hizo pasible: al que por todos los modos sufrió por nosotros?”[11]

Arístides (siglo II)

Dejó una apología de la fe, la cual se consideraba perdida, hasta que fue en 1878 los Mequitaristas de San Lázaro de Venecia publicaron un manuscrito del siglo X, fragmento armenio de una apología intitulada “Al emperador Adriano César de parte del filósofo ateniense Arístides.” Posteriormente en 1889, el sabio americano Rendel Harris descubrió una traducción completa en sirio de esta apología. En dicha apología Arístides utiliza la fórmula Trinitaria mencionando a las tres Personas Divinas.

“Esté tuvo doce discípulos, los cuales, después de su ascensión a los cielos, salieron a las provincias del Imperio y enseñaron la grandeza de Cristo, al modo que uno de ellos recorrió nuestros mismos lugares predicando la doctrina de la verdad, pues conocen al Dios creador y artífice del universo en su Hijo Unigénito y en el Espíritu Santo, y no adoran a ningún otro Dios fuera de éste”[12]

Atenágoras de Atenas (siglo II)

Atenágoras aún sin usar el término Trinidad es bastante explícito al definirla. También rechaza el subordinacionismo, y de la tendencia que posteriormente tomaría el arrianismo al considerar a Cristo un ser creado, tal como se deduce del siguiente texto escrito alrededor del 177 d.C.:

“Y si por la eminencia de vuestra inteligencia se os ocurre preguntar qué quiere decir “hijo,” lo diré brevemente: El Hijo es el primer brote del Padre, no como hecho, puesto que desde el principio, Dios, que es inteligencia eterna, tenía en sí mismo al Verbo, siendo eternamente racional, sino como procediendo de Dios, cuando todas las cosas materiales eran naturaleza informe y tierra inerte y estaban mezcladas las más gruesas con las más ligeras para ser sobre ellas idea y operación”.[13]

He aquí su forma de explicar la Trinidad:

“Así, pues, suficientemente queda demostrado que no somos ateos, pues admitimos a un solo Dios increado y eterno e invisible, impasible, incomprensible e inmenso, sólo por la inteligencia a la razón comprensible… ¿Quién, pues, no se sorprenderá de oír llamar ateos a quienes admiten a un Dios Padre y a un Dios Hijo y un Espíritu Santo, que muestran su potencia en la unidad y su distinción en el orden?”[14]

Taciano el Sirio (siglo II)

Ha llegado hasta nosotros su discurso contar los griegos, obra donde ataca el politeísmo.

“Porque no estamos locos, oh helenos, ni predicamos tonterías, cuando anunciamos que Dios apareció en forma humana. Vosotros que insultáis, comparad vuestros mitos con nuestras narraciones” [15]

Melintón de Sardes (siglo II)

Luego de un hallazgo reciente en 1930 se publicó su Homilía sobre la Pasión donde San Melintón expone una cristología muy lúcida donde el concepto de la divinidad y preexistencia de Cristo dominan toda su teología.

“Porque, nacido como hijo, conducido como cordero, sacrificado como una oveja, enterrado como un hombre, resucitó de los muertos como Dios, siendo por naturaleza Dios y hombre. El es todo: por cuanto juzga, es Ley; en cuanto enseña, Verbo; en cuanto , salva, Gracia; en cuanto que engendra, Padre; en cuanto que es engendrado, Hijo; en cuanto que sufre, oveja sacrificial; en cuanto que es sepultado, Hombre; en cuanto que resucita, Dios. Este es Jesucristo, a quien sea dada la gloria por los siglos de los siglos”[16]

Afirma también la preexistencia de Cristo

“Este es el primogénito de Dios, que fue engendrado antes que el lucero matutino, que hizo levantarse la luz, que hizo brillar al día, que separó las tinieblas, que puso la primera base, que suspendió la tierra en su lugar, que secó los abismos, que extendió el firmamento, que puso orden en el mundo”[17]

En los fragmentos que tenemos por Anastasio el Sinaita habla de las dos naturalezas de Cristo, y de cómo es a la vez verdadero Hombre y verdadero Dios.

“No es de ninguna manera necesario que al tratar con personas inteligentes, aducir que las acciones de Cristo después de su bautismo como prueba que su alma y su cuerpo, su naturaleza humana, eran como las nuestras, verdaderas y no fantasmales. Las actividades de Cristo después de su bautismo, y especialmente sus milagros, dieron pruebas al mundo de la deidad ocultada en su carne. Siendo Dios y además hombre perfecto, él dio indicaciones positivas de sus dos naturalezas: de su deidad, por los milagros durante los tres años que siguen después de su bautismo, de su humanidad, en los treinta años que vinieron antes de su bautismo, durante el cual, por causa de su condición según la carne, él encubriera las muestras de su deidad, aunque él fuera Dios verdadero que existía antes de las edades”[18]

Ireneo de Lyon (140 d.C.- 202 d.C.)


En su célebre tratado “Contra las Herejías” expresa con claridad la fe Trinitaria de la Iglesia en un Solo Dios Padre, un Solo Señor Jesucristo y en el Espíritu Santo. Para el obispo Jesucristo es para la los cristianos “Señor y Dios y Salvador y Rey”. Particularmente importante es su testimonio sobre que dicha doctrina es predicada y creída por todas las Iglesias del orbe, cual si tuvieran una sola boca o un solo corazón, ya que este testimonio es bastante anterior al concilio de Nicea.

“1.5. La única fe de la Iglesia

10,1. La Iglesia, extendida por el orbe del universo hasta los confines de la tierra, recibió de los Apóstoles y de sus discípulos la fe en un solo Dios Padre Soberano universal «que hizo los cielos y la tierra y el mar y todo cuanto hay en ellos» , y en un solo Jesucristo Hijo de Dios, encarnado por nuestra salvación, y en el Espíritu Santo, que por los profetas proclamó las Economías y el advenimiento, la generación por medio de la Virgen, la pasión y la resurrección de entre los muertos y la asunción a los cielos del amado Jesucristo nuestro Señor; y su advenimiento de los cielos en la gloria del Padre para recapitular todas las cosas y para resucitar toda carne del género humano; de modo que ante Jesucristo nuestro Señor y Dios y Salvador y rey, según el beneplácito del Padre invisible «toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra y en los infiernos, y toda lengua lo confiese». El juzgará a todos justamente, los «espíritus del mal» y los ángeles que cayeron y a los hombres apostatas, impíos, injustos y blasfemos, para enviarlos al fuego eterno, y para dar como premio a los justos y santos que observan sus mandatos y perseveran en su amor, unos desde el principio, otros desde el momento de su conversión, para la vida incorruptible, y rodearlos de la luz eterna.

10,2. Como antes hemos dicho, la Iglesia recibió esta predicación y esta fe, y, extendida por toda la tierra, con cuidado la custodia como si habitara en una sola familia. Conserva una misma fe, como si tuviese una sola alma y un solo corazón, y la prédica, enseña y transmite con una misma voz, como si no tuviese sino una sola boca. Ciertamente son diversas las lenguas, según las diversas regiones, pero la fuerza de la Tradición es una y la misma. Las iglesias de la Germania no creen de manera diversa ni transmiten otra doctrina diferente de la que predican las de Iberia o de los Celtas, o las del Oriente, como las de Egipto o Libia, así como tampoco de las iglesias constituidas en el centro del mundo; sino que, así como el sol, que es una criatura de Dios, es uno y el mismo en todo el mundo, así también la luz, que es la predicación de la verdad, brilla en todas partes e ilumina a todos los seres humanos que quieren venir al conocimiento de la verdad. Y ni aquel que sobresale por su elocuencia entre los jefes de la Iglesia predica cosas diferentes de éstas -porque ningún discípulo está sobre su Maestro, ni el más débil en la palabra recorta la Tradición: siendo una y la misma fe, ni el que mucho puede explicar sobre ella la aumenta, ni el que menos puede la disminuye”[19]

Interpreta que cuando Dios dice “Hagamos al hombre a imagen y semejanza” habla al Hijo y al Espíritu Santo. Afirma que Cristo es engendrado, pero que nadie conoce los misterios de esta generación, por lo que es vano que los herejes gnósticos intenten explicarla.

“Así pues, si alguien nos pregunta: «¿Cómo el Padre emitió al Hijo?», le respondemos que esta producción, o generación, o pronunciación, o parto, o cualquier otro nombre con el que quiera llamarse este origen, es inefable. No la conocen ni Valentín, ni Marción, ni Saturnino, ni Basílides, ni los Ángeles, ni los Poderes, ni las Potestades, sino sólo el Padre que lo engendró y el Hijo que de él nació. Siendo, pues, inefable esta generación, quienquiera se atreva a narrar las generaciones y emanaciones, no está en su mente cuando promete describir lo indescriptible.”[20]

Más claro es en el libro III vuelve a declarar a Cristo como Dios, Señor, siempre Rey, Unigénito y Verbo encarnado:

“Que ninguno de entre todos los hijos de Adán sea llamado Dios por sí mismo, o proclamado Señor, lo hemos demostrado por las Escrituras; y que él solo entre todos los hombres de su tiempo sea proclamado Dios y Señor, siempre Rey, Unigénito y Verbo encarnado, por todos los profetas y Apóstoles y aun por el mismo Espíritu, es cosa que pueden ver todos aquellos que acepten un poco de la verdad” [21].

Enseña que Cristo es Verdadero Hombre y Verdadero Dios:

“Las Escrituras no darían todos estos testimonios acerca de él, si fuese sólo un hombre semejante a todos. Pero como tuvo una generación sobre todas luminosa, del Padre Altísimo, y también llevó a término la concepción de la Virgen, las divinas Escrituras testimonian ambas cosas sobre él: que es hombre sin belleza y pasible, que se sentó sobre el pollino de una asna, que bebió hiel y vinagre, que fue despreciado del pueblo y que descendió hasta la muerte; pero también que es Señor santo y Consejero admirable, hermoso a la vista, Dios fuerte, que viene sobre las nubes como Juez de todos. Esto es lo que las Escrituras profetizan de él.

En cuanto hombre, lo era para ser tentado; en cuanto Verbo, para ser glorificado; el Verbo se reposó para que pudiera ser tentado, deshonrado, crucificado y muerto, habitando en aquel hombre que vence y soporta (el sufrimiento) y se comporta como hombre de bien y resucita y es asunto al cielo. Este es el Hijo de Dios, Señor nuestro, Verbo existente del Padre e Hijo del Hombre porque nació de la Virgen María; que tuvo su origen de los hombres pues ella misma era un ser humano; tuvo la generación en cuanto hombre, y así llegó a ser Hijo del Hombre”[22].

Se opone con más de dos siglos de antelación a la herejía del arrianismo que afirmaría que hubo un tiempo en que el Hijo no estuvo con el Padre. También con antelación rechaza el modalismo diferenciando entre las Tres Divinas Personas:

“Que el Verbo, o sea el Hijo, ha estado siempre con el Padre, de múltiples maneras lo hemos demostrado. Y que también su Sabiduría, o sea el Espíritu estaba con El antes de la creación”[23].

Sin embargo, hay autores que opinan que no está completamente libre de subordinacionismo, lo cual podría considerarse heterodoxo a la luz de la teología posterior.

“Si, por ejemplo, alguien busca el motivo por el cual sólo el Padre conoce el día y la hora, aunque todo le comunica a su Hijo, el mismo Señor lo ha dicho, y nadie puede inventar otro sin riesgo (de equivocarse), porque sólo el Señor es el Maestro de la verdad; y él nos ha dicho que el Padre está sobre todas las cosas, pues dijo: «El Padre es mayor que yo» (Jn 14,28). El Señor, pues, ha presentado al Padre como superior a todos respecto a su conocimiento, a fin de que nosotros, mientras caminamos por este mundo (1 Cor 7,31), dejemos a Dios el saber hasta el fondo tales cuestiones; porque si pretendemos investigar la profundidad del Padre (Rom 11,33), corremos el peligro de preguntar incluso si hay otro Dios por encima de Dios”[24]

“El Padre sostiene al mismo tiempo toda su creación y a su Verbo; y el Verbo que el Padre sostiene, concede a todos el Espíritu, según la voluntad del Padre: a unos en la creación misma les da el (espíritu) de la creación, que es creado; a otros el de adopción, esto es, el que proviene del Padre, que es obra de su generación. Así se revela como único el Dios y Padre, que está sobre todo, a través de todas y en todas las cosas. El Padre está sobre todos los seres, y es la cabeza de Cristo (1 Cor 11,3); por medio de todas las cosas obra el Verbo, que es Cabeza de la Iglesia; y en todas las cosas, porque el Espíritu está en nosotros, el cual es el agua viva (Jn 7,38-39) que Dios otorga a quienes creen rectamente en él y lo aman, y saben que «uno sólo es el Padre, que está sobre todas las cosas, por todas y en todas” [25]

Clemente de Alejandría (Mediados del siglo II – antes del 215)


En su obra El Protréptico o Exhortación a los griegos escribe

“La palabra, entonces, el Cristo, es la causa de nuestro antiguo principio – porque El Estaba en Dios – y de nuestro bienestar. Y ahora esta misma palabra ha aparecido como hombre. Él solo es Dios y Hombre, y la fuente de todas las cosas buenas. Es por él que nos enseña a vivir bien y entonces somos enviados hacia la vida eterna….Él es la nueva canción, La manifestación que ahora nos ha sido hecha, de la palabra que existió en el principio y antes del principio. El salvador, que existió antes, ha aparecido solo posteriormente. Él que ha aparecido está en Él que es, por la Palabra que estaba con Dios, la Palabra por la cual todas las cosas fueron hechas, ha aparecido como nuestro maestro, y él, que nos concedió vida en el principio, cuando, como nuestro creador, Él nos formó, ahora que Él ha aparecido como nuestro maestro, nos ha enseñado a vivir bien de modo que, luego, como Dios, podría darnos abundante con vida eterna”[26]

En su comentario sobre a la primera epístola de Juan escribe “El Hijo de Dios, siendo, por igualdad de sustancia, uno con el Padre, es eterno e increado”

Más adelante en la misma obra sigue profundizando en su teología del logos afirmando que la divina palabra es “evidentemente verdadero Dios”, y es agregando que estaba “al mismo nivel” en el Padre, lo cual probaría que tampoco tenía inclinaciones subordinacionistas.

“Desdeñado en cuanto a su apariencia pero en realidad adorado, el Expiador, el Salvador , la Palabra Divina, Él que es absoluta y evidentemente Dios Verdadero, Él que está puesto al mismo nivel del Señor del Universo porque Él era su hijo, y la palabra estaba en Dios”[27]

En El Pedagogo (una obra de tres libros, viene a ser la continuación del Protréptico) explica el capítulo 2 del libro I:

“…mis niños, nuestro instructor es como su Dios del padre, cuyo hijo Él es, libre de pecado, libre de culpa, y con un alma desprovista de la pasión; Dios en forma de hombre, inoxidable, el ministro de su Padre y la palabra que es Dios, que está en el padre, que es la mano derecha del padre, y con la forma de Dios es Dios. Él es para nosotros una imagen intachable…”[28]

Teófilo de Antioquía (siglo II)


Así como Tertuliano sería el primero en utilizar el vocablo latino Trinitas, San Teófilo sería el primero en utilizar la palabra Τριας (trinitas) para expresar la unión de las tres Divinas Personas en Dios.

“Los tres días que preceden a la creación de los luminares son símbolo de la Trinidad, de Dios, de su Verbo y de su Sabiduría”[29]

“Teniendo, pues, Dios a su Verbo inmanente en sus propias entrañas, le engendró con su propia sabiduría, emitiéndole antes de todas las cosas. A este Verbo tuvo El por ministro de su creación y por su medio hizo todas las cosas….Este se llama principio, pues es Príncipe y Señor de todas las cosas por El fabricadas”.[30]

“Dios, sí, el Padre del universo, es inmenso y no se haya limitado a un lugar, pues no hay lugar de su descanso; mas su Verbo, por el que hizo todas las cosas, como potencia y sabiduría suya que es, tomando la figura del Padre y Señor del universo, ése fue el que se presentó en el jardín en figura de Dios y conversaba con Adán. Y, en efecto, la misma divina Escritura nos enseña que Adán dijo haber oído su voz. Y esa voz, ¿qué otra cosa es sino el Verbo de Dios, que es también hijo suyo? Hijo, no al modo que poetas y mitógrafos dicen que nacen hijos de los dioses por unión carnal, sino como la verdad explica que el Verbo de Dios está siempre inmanente en el corazón de Dios. Porque antes de crear nada, a éste tenía por consejero, como mente y pensamiento suyo que era. Y cuando Dios quiso hacer cuanto había deliberado, engendró a este Verbo proferido como primogénito de toda creación, no vaciándose de su Verbo, sino engendrando al Verbo y conversando siempre con Él. De ahí que nos enseñan las santas Escrituras y todos los inspirados por el Espíritu, de entre los cuales Juan dice: En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba en Dios; dando a entender que en los comienzos estaba Dios solo y en El su Verbo. Y luego dice Y Dios era el Verbo”[31]

Tertuliano (160 - 220 d.C.)


Fue el primero en aplicar el vocablo latino Trinitas (Trinidad) a las tres divinas Personas. En De pudicitia (Sobre la modestia) escribe:

“..Para la misma iglesia es, propiamente y principalmente, el Espíritu mismo, en el cual es la Trinidad de Una Divinidad – Padre, Hijo y Espíritu Santo”[32]

En Adversas Praxean (Contra Práxeas) da una explicación de la doctrina Trinitaria aún más completa:

“Sin embargo, como hemos hecho de hecho siempre (y más especialmente desde que hemos sido mejor instruidos por el paráclito, que conduce a los hombre hacia toda la verdad), creemos que hay un solo Dios, pero bajo la siguiente dispensación, o οἰκονομία, como es llamado, que este único Dios tiene también un Hijo, Su Palabra, que procede de Él mismo, por quien todas las cosas fueron hechas, y sin el cual nada fue hecho. Creemos que Él ha sido enviado por el Padre a la Virgen, y ha nacido de ella – siendo Dios y Hombre, el Hijo del Hombre y el Hijo de Dios, y ha sido llamado Jesucristo; creemos que ha sufrido, muerto, herido, de acuerdo a las Escrituras, y, después ha resucitado por el Padre y llevado al cielo, para sentarse a la derecha del Padre, y él vendrá a juzgar a vivos y muertos, quien envió también desde el cielo del Padre, de acuerdo con su promesa, al Espíritu Santo, el Paráclito, el santificador de la fe de aquellos que creen en el Padre, y en el Hijo y en el Espíritu Santo. Esta es la regla de fe que ha venido hasta nosotros desde el principio del evangelio, incluso antes de todas las viejas herejías” [33]

Más adelante en el mismo capítulo escribe:

“…La herejía, la cual supone por sí misma poseer la verdad pura, pensando que no se puede creer que Un Solo Dios en ninguna otra vía que diciendo que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son la misma Persona. Como si en esta vía también uno no fueran Todos, en la que Todos son de Uno, por unidad de substancia; mientras el misterio de la dispensación es todavía guardado, el cual distribuye la Unidad en la Trinidad colocando en sus orden las tres Personas – El Padre, el hijo y el Espíritu Santo: tres, sin embargo no en condición, sino en grado, no en sustancia, sino en forma, no en poder, sino en aspecto”[34]

Este texto es particularmente importante porque explica la concepción que Tertuliano tiene de la Trinidad: Tres Personas, pero no tres naturalezas, no diferentes en cuanto a poder sino en cuanto a aspecto. Esto lo confirma también el capítulo 4 de la misma obra donde vuelve a afirmar que el Hijo es “de la substancia del Padre”: Filium non aliunde deduco, sed de substantia Patris, y el Espíritu es “del Padre por el Hijo”: Spiritum non aliunde deduco quam a Patre per Filium.

“Si la pluralidad en la Trinidad te escandaliza, como si no estuviera ligada en la simplicidad de la unión, te pregunto: ¿cómo es posible que un ser que es pura y absolutamente uno y singular, hable en plural: “Hagamos al hombre a imagen y semejanza nuestra”? ¿No debería haber dicho más bien: “Hago yo al hombre a mi imagen y semejanza,” puesto que es un ser único y singular? Sin embargo, en el pasaje que sigue leemos: “He aquí que el hombre se ha hecho como uno de nosotros.” O nos engaña Dios o se burla de nosotros al hablar en plural, si es que así El es único y singular; o bien, ¿se dirigía acaso a los ángeles, como lo interpretan los judíos, porque no reconocen al Hijo? O bien, ¿sería quizás porque El era a la vez Padre, Hijo y Espíritu que hablaba en plural, considerándose múltiple? Por cierto, la razón es que tenía a su lado a una segunda persona, su Hijo y su Verbo, y a una tercera persona, el Espíritu en el Verbo. Por eso empleó deliberadamente el plural: “Hagamos… nuestra imagen… uno de nosotros.” En efecto, ¿con quién creaba al hombre? ¿A semejanza de quién lo creaba? Hablaba, por una parte, con el Hijo, que debía un día revestirse de carne humana; de otra, con el Espíritu, que debía un día santificar al hombre, como si hablara con otros tantos ministros y testigos” [35]

Continúa posteriormente en el mismo capítulo:

“…Ahora si él es también Dios, de acuerdo a Juan, (quien dice) La Palabra era Dios, entonces usted tiene dos seres -uno que ordena que la cosas se hagan, y el otro que ejecuta la orden y crea. En ese sentido, sin embargo, usted debe entender de El ser otro, Yo he explicado, que en cuando a Personalidad, no de sustancia – en esa vía de distinción, no de división. Pero aunque debo donde quiera mantener una sola sustancia en tres coherente e inseparable (personas)”[36]

En el texto anterior Tertuliano se sirve del término “persona” para explicar que la Palabra (logos) es distinto del Padre en “en el sentido de persona, no de substancia, para distinción, no para división” y la cual aplica también al Espíritu Santo a quien llama “la tercera persona”.

Con todo y lo que contribuyó Tertuliano a precisar una terminología precisa para la doctrina Trinitaria, no se vio libre por completo del subordinacionismo, al punto que llegó a interpretar que el Hijo no era eterno, uno de los errores del arrianismo.

“Fue entonces cuando el Verbo recibió su manifestación y su complemento, esto es, el sonido y la voz, cuando Dios dijo: «¡Haya luz!» Ese es el nacimiento perfecto del Verbo, cuando procedió de Dios. Primero fue producido por El en el pensamiento bajo el nombre de Sabiduría: «Dios me creó al principio de sus caminos». Luego fue engendrado con vistas a la acción: «Cuando hizo los cielos, estaba cerca de El» (Prov. 8,27). Por consiguiente, haciendo que fuera su Padre aquel de quien era Hijo por proceder de Él, vino a ser el primogénito, porque fue engendrado antes que todas las cosas, e Hijo único, porque El solo fue engendrado por Dios”[37]

Orígenes (185 d.C. – 254 d.C.)


En 1941 fueron descubiertos unos papiros en Toura (cerca del Cairo) en 1941. Allí se presenta una relación completa de una disputa que se originó cuando las opiniones de Heráclides sobre la doctrina Trinitaria habían preocupado a sus hermanos del episcopado, y llaman así a Orígenes para enderezar la cuestión. Esta disputa se realizó en presencia del pueblo y de los obispos hacia el año 245.

A este respecto comenta Quasten en Patrología I:

“a Heráclides no le gustaba la fórmula de Orígenes “dos dioses” como la única manera de expresar claramente la distinción entre el Padre y el Hijo. Implicaba un peligro demasiado grave de politeísmo. En la discusión, Orígenes hace esta observación: “Ya que nuestros hermanos se escandalizan al oír que hay dos dioses, este asunto merece ser tratado con delicadeza.” Recurre luego a la Escritura para demostrar en qué sentido dos pueden ser uno. Adán y Eva eran dos; sin embargo, formaban una sola carne (Gen. 2,24). Cita luego a San Pablo, quien, hablando de la unión del hombre justo con Dios, dice: “El que se allega al Señor se hace un espíritu con El” (1 Cor. 6,17). Finalmente, invoca como testigo al mismo Cristo, porque dijo: “Yo y mi Padre somos uno.” En el primer ejemplo había unidad de “carne”; en el segundo, de “espíritu”; en el tercero, de “divinidad.” “Nuestro Señor y Salvador — observa Orígenes —, en su relación con el Padre y Dios del universo, no es una sola carne, ni tampoco un solo espíritu, sino algo mucho más elevado que la carne y el espíritu, un solo Dios.”

Así Orígenes defiende que el Padre y el Hijo son divinos contra el monarquismo y el modalismo.

Quasten también reproduce interrogatorio de Orígenes a Heráclides con el siguiente acuerdo:

Orígenes dijo: ¿El Padre es Dios?

Heráclides respondió: Sí.

Orígenes dijo: ¿El Hijo es distinto del Padre?

Heráclides respondió: ¿Cómo podría ser simultáneamente Hijo y Padre?

Orígenes dijo: ¿El Hijo, que es distinto del Padre, es también Dios?

Heráclides respondió: También El es Dios.

Orígenes dijo: ¿De esta manera los dos Dioses forman uno solo?

Heráclides dijo: Sí.

Orígenes dijo: ¿Por consiguiente, afirmamos que hay dos Dioses?

Heráclides respondió: Sí, pero el poder es uno

Definición que aunque muy anterior a Nicea y sin precisar de su terminología se las arregla para expresar el mismo sentir. Así, con este acuerdo en frente del pueblo y de obispos se proclama a Cristo Dios, pero como una persona distinta del Padre. Se defiende así la individualidad de las Personas Divinas contra el modalismo, y aclara los temores de que al reconocer a Cristo y al Padre como Dios se caiga en politeísmo.

Orígenes utiliza frecuentemente el término Trinidad[38] y que el Hijo procede el Padre, y dado que Dios es eterno, sigue que este acto de generación es también eterno, por lo que el Hijo no tiene principio y no hubo un tiempo en que El no existiera (se opone con antelación a la herejía del arrianismo que afirmaría posteriormente lo opuesto, a saber, que hubo un tiempo en que el Hijo no existía[39] .

“No se puede concebir luz sin resplandor. Y si esto es verdad, nunca hubo un tiempo en que el Hijo no fuera el Hijo. Sin embargo, no será, como hemos dicho de la luz eterna, sin nacimiento (parecería que introducimos dos principios de luz), sino que es, por decirlo así, resplandor de la luz ingénita, teniendo a esta misma luz como principio y como fuente, verdaderamente nacido de ella. No obstante, no hubo un tiempo en que no fue. La Sabiduría, por proceder de Dios, es engendrada también de la misma substancia divina. Bajo la figura de una emanación corporal, se le llama así: “Emanación pura de la gloria de Dios omnipotente” (Sap. 7,25). Estas dos comparaciones manifiestan claramente la comunidad de substancias entre el Padre y el Hijo. En efecto, toda emanación parece ser ομοούσιος, ο sea, de una misma substancia con el cuerpo del cual emana o procede”[40]

Nótese que utiliza la palabra ομοούσιος (homoousios) que significa “una sustancia”, la cual posteriormente sería tan utilizada en el concilio de Nicea para definir solemnemente como el Padre y el Hijo tienen una misma naturaleza. Se refiere a Cristo también con la expresión θεάνθρωπος (Dios-Hombre)

Sin embargo, Orígenes tiene algunos textos confusos al punto de parecer tender al subordinacionismo. Entre los partidarios de haber caído en este error está San Jerónimo, sin embargo otros padres de la Iglesia como San Atanasio y San Gregorio Taumaturgo lo niegan. Uno de los textos donde parece serlo es este:

“Nosotros, que creemos al Salvador cuando dice: “El Padre, que me ha enviado, es mayor que yo,” y por esta misma razón no permite que se le aplique el apelativo de “bueno” en su sentido pleno, verdadero y perfecto, sino que lo atribuye al Padre dando gracias y condenando al que glorificara al Hijo en demasía, nosotros decimos que el Salvador y el Espíritu Santo están muy por encima de todas las cosas creadas, con una superioridad absoluta, sin comparación posible; pero decimos también que el Padre está por encima de ellos tanto o más de lo que ellos están por encima de las criaturas más perfectas”[41]

Justino Mártir (165 d.C.)


En diálogo con Trifón se refiere a Cristo como “Dios engendrado del Padre del universo”, y parte de textos del génesis donde Dios habla en primera persona del plural, para demostrar la pluralidad de las personas divinas. Descarta aquí que hablara con ángeles, ya que es inconcebible que el hombre haya sido hecho por ellos, y descarta también que hablara con los elementos de la tierra. Concluye que hablaba con Cristo quien estaba con el Padre antes de todas las criaturas. Parece mostrar tendencia al subordinacionismo.

“Os voy a presentar, Oh amigos – dije – otro testimonio de las Escrituras sobre que Dios engendró principio antes de todas las criaturas, cierta potencia racional de sí mismo, la cual es llamada también por el Espíritu Santo Gloria del Señor, y unas veces Hijo, otras Sabiduría; ora Ángel, ora Dios, ya Señor, ya Palabra, y ella misma se llama a sí misma Capitán General, cuando se aparece en forma de hombre a Josué, hijo de Navé. Y es así que todas esas denominaciones le vienen de estar al servicio de la voluntad del Padre y de haber sido engendrada por querer del Padre…Mas será la palabra de la sabiduría la que me prestará su testimonio, por ser ella ese mismo Dios engendrado del Padre del universo, que subsiste como palabra y sabiduría y poder y gloria del que le engendró…

62. Eso mismo, amigos, expresó la palabra de Dios por boca de Moisés al indicarnos que el Dios que nos manifestó, habló en ese mismo sentido en la creación del hombre, al decir estas palabras: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza….Y porque no torzáis las palabras citadas y digáis lo que dicen vuestros maestros, que Dios se dirigió a sí mismo al decir “hagamos”, del mismo modo que nosotros, cuando vamos a hacer algo decimos : hagamos” o que habló con los elementos, es decir, con la tierra y demás de que sabemos se compone el hombre, y a ellos dijo el “hagamos”; os voy a citar ahora otras palabras del mismo Moisés, por las cuales, sin discusión posible, tenemos que reconocer que conversó Dios con alguien que era numéricamente distinto y juntamente racional. Helas aquí: Y dijo Dios: He aquí que Adán se ha hecho como uno de nosotros para conocer el bien y el mal. Luego, al decir “como uno de nosotros”, indica el número de los que entre sí conversan, y que por lo menos son dos. Porque no puedo yo tener por verdadero lo que dogmatiza la que entre vosotros se llama herejía ni los maestros de ellas son capaces de demostrar que habla Dios con los ángeles o que el cuerpo humano es obra de ángeles. Sino que este brote, emitido realmente del Padre, estaba con El antes de todas las criaturas y con ése conversa el Padre, como nos lo manifestó la Palabra por boca de Salomón, al decirnos que antes de todas las criaturas fue por Dios engendrado como principio y progenie este mismo que por Salomón es llamado sabiduría”[42]

Más adelante se refiere a Cristo como Señor y Dios.

“Largamente he demostrado que Cristo, que es Señor y Dios, Hijo de Dios, se apareció antes prodigiosamente como Hombre y como Ángel y también en la gloria del fuego, como en la visión de la zarza y en el juicio contra Sodoma”[43]

En su primera apología distingue claramente y por orden a las Tres Personas Divinas, lo que descarta que San Justino tuviera alguna tendencia modalista:

“Y luego demostraremos que con razón honramos también a Jesucristo, que ha sido nuestro maestro en estas cosas y que para ello nació, el mismo que fue crucificado bajo Poncio Pilato, procurador que fue de Judea en tiempo de Tiberio César, que hemos aprendido ser el Hijo del mismo verdadero Dios y a quien tenemos en segundo lugar, así como al Espíritu profético tenemos en el tercero”[44]

Más claro en distinguir la Persona del Padre de la del Hijo es en el capítulo 63 y de reconocer en Cristo a quien habló a los profetas y proclamó ser “El Dios de Abraham, Isaac y Jacob”:

“Porque los que dicen que el Hijo es el Padre, dan prueba de que ni saben quién es el Padre ni se han enterado de que el Padre del universo tiene un Hijo, que siendo Verbo y Primogénito de Dios, es también Dios. Este fue quien primeramente apareció a Moisés y a los otros profetas en la forma de fuego o por imagen incorpórea, y que ahora, en los tiempos de vuestro imperio,…, nació hombre de una virgen….Ahora, lo que desde la zarza se le dijo a Moisés: Yo soy el que es, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, significaba que, aún después de muertos, aquellos hombres seguían siendo de Cristo mismo”[45]

Gregorio de Taumaturgo (siglo III)

Nacido hacia el año 213 fue obispo de su ciudad natal Neocesárea. Compuso un breve símbolo de fe al cual comenta Quasten “que aunque se limita al dogma de la Trinidad notable por su exactitud en su conceptos, y afirmando que jamás ninguna de las Personas Divinas ha estado sin la otra, sino que sin mudanza han existido siempre”.

“Hay un solo Dios, Padre del Verbo viviente, de la Sabiduría subsistente, del Poder y de la Imagen eterna; Engendrador perfecto del perfecto Engendrado, Padre del Hijo Unigénito. Hay un solo Señor, Único del Único, Dios de Dios, Figura (carácter) e Imagen de la Divinidad, Verbo Eficiente, Sabiduría que abraza todo el universo y Poder que crea el mundo entero, Hijo verdadero del verdadero Padre, Invisible del Invisible, Incorruptible del Incorruptible, Inmortal del Inmortal, Eterno del Eterno. Y hay un solo Espíritu Santo, que tiene su subsistencia de Dios y fue manifestado a los hombres por el Hijo: Imagen del Hijo, Imagen Perfecta del Perfecto, Vida, Causa de los vivientes, Manantial Sagrado, Santidad que comunica la santificación, en quien se manifiestan Dios Padre, que está por encima de todos y en todos, y Dios Hijo, que está a través de todos. Hay una Trinidad perfecta, en gloria y eternidad y majestad, que no está dividida ni separada. No hay, por consiguiente, nada creado ni esclavo en la Trinidad, ni tampoco nada sobreañadido, como si no hubiera existido en un período anterior y hubiera sido introducido más tarde. Y así ni al Padre le falló nunca el Hijo, ni el Espíritu Santo al Hijo, sino que, sin variación ni mudanza, la misma Trinidad ha existido siempre”[46]

Novaciano (siglo III)

Uno de sus escritos, Sobre la Trinidad (De Trinitate) fue escrito en una fecha bastante anterior al 250 d.C.

“El Hijo, por ser engendrado del Padre, está siempre en el Padre. Cuando digo «siempre», no quiero decir que es ingénito. Afirmo, por el contrario, que nació. Pero el que nació antes de todo tiempo, debe decirse que existió siempre en el Padre, puesto que no se le pueden fijar fechas al que es anterior a todos los tiempos. El está eternamente en el Padre, pues de otra suerte el Padre no sería siempre Padre. Por otra parte, el Padre es anterior a Él, pues el Padre debe ser necesariamente antes que el Hijo, como Padre; puesto que El no conoce origen, debe existir necesariamente antes que el que tiene un origen. El Hijo, pues, es necesariamente anterior al Padre, porque reconoce El mismo que existe en el Padre; tiene un origen, puesto que nació, y por el Padre de una manera misteriosa; con todo, a pesar de haber nacido y tener así origen, es en todo semejante (vicinus) al Padre, precisamente debido a su nacimiento, puesto que nació del Padre, el cual es el único que carece de origen. El, pues, cuando el Padre quiso, procedió del Padre, y el que estaba en el Padre, porque procedía del Padre, no siendo otra cosa que la Substancia divina. Su nombre es el Verbo, por el cual fueron hechas todas las cosas, y sin el cual nada fue hecho. Porque todas las cosas son posteriores a Él, pues vienen de Él, y, consiguientemente, El es anterior a todas las cosas (pero después del Padre), considerando que todas las cosas fueron hechas por Él. Procedió del Padre, por cuya voluntad todas las cosas fueron hechas. Dios, con toda certeza, procedente de Dios, constituyendo la segunda Persona después del Padre, por ser Hijo, sin desposeer por eso al Padre de la unidad de la divinidad”[47]

Sin embargo, Novaciano mostró un subordinacionismo donde a pesar de tener la misma substancia el Espíritu Santo era inferior a Cristo y Cristo inferior al Padre, de quien dice que aparece “como el único Dios verdadero y eterno; El es la única fuente de este poder de la divinidad. Aunque es transmitida al Hijo y concentrada en él, vuelve de nuevo al Padre a través de su comunidad de sustancia”:

“El Paráclito recibió su mensaje de Cristo. Mas si lo recibió de Cristo, Cristo es superior al Paráclito, pues el Paráclito no habría recibido de Cristo de no ser inferior a Cristo. Esta inferioridad del Paráclito prueba que Cristo, de quien recibió su mensaje, es Dios. Aquí tenemos, pues, un poderoso testimonio de la divinidad de Cristo. Vemos, en efecto, que el Paráclito es inferior a Él, y recibe de Él, el mensaje que entrega al mundo”[48]

Cipriano de Cartago (siglo III)


Nació hacia el año 200, probablemente en Cartago, de familia rica y culta. Se dedicó en su juventud a la retórica. El disgusto que sentía ante la inmoralidad de los ambientes paganos, contrastado con la pureza de costumbres de los cristianos, le indujo a abrazar el cristianismo hacia el año 246. Poco después, en 248, fue elegido obispo de Cartago. Al arreciar la persecución de Decio, en 250, juzgó mejor retirarse a un lugar apartado, para poder seguir ocupándose de su grey.

Declara la divinidad de Cristo numerosas veces, y afirma que quien niegue que Cristo es Dios no puede ser templo de Dios.

“Si Cristo Jesús, nuestro Señor y Dios, es Él mismo el sumo sacerdote de Dios el Padre”[49]

“Si alguien pudiera ser bautizado por los herejes, él podría ciertamente recibir también el perdón de sus pecados. Si él hubiere recibido el perdón de los pecados, él podría ser santificado. Si él fuera santificado, él podría ser hecho un templo de Dios. Si él fuera hecho templo de Dios – ahora yo te pregunto: ¿De que Dios? ¿Del Creador?. Pero eso no es posible, porque él no cree en El. ¿De Cristo?. Quien niegue que Cristo sea Dios no puede llegar a ser su templo. ¿Del Espíritu Santo?. Desde que Tres son Uno, como fuera posible para el Santo Espíritu ser reconciliado con él que es un enemigo del Hijo o del Padre?”[50]

“Después de la resurrección, cuando el Señor envió los apóstoles a las naciones, Él les ordenó bautizar a los gentiles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… Cristo mismo ordenó que las naciones sean bautizadas en la completa y unida Trinidad”[51]

Dionisio de Roma (Siglo III)

Siendo Papa desde el 259 al 268 combatió el modalismo y el subordinacionismo. Cuando se presentó ante él una acusación sobre Dionisio de Alejandría (obispo) sobre expresarse de modo incorrecto sobre la Trinidad, se origino una controversia que se ha conocido como “la controversia de los dos Dionisios”. El Papa convocó un sínodo en el año 260 para solucionar la cuestión. En nombre propio y en el del sínodo escribió una carta en la cual condena la doctrina modalista de Sabelio y además las opiniones marcionistas que dividían la monarquía divina en tres hipóstasis distintas, también a quienes representaban al Hijo de Dios como una criatura.

En la carta a Dionisio de Alejandría el Papa llama blasfemia a quienes dicen que el Hijo es el Padre (modalismo), pero también censura la doctrina que al parecer apoyan catequistas de Dionisio de Alejandría que afirman que cada Persona Divina tiene una naturaleza distinta de la otra.

“He oído que alguno de tus catequistas y maestros de la divina palabra encabezan está este principio [refiriéndose a quienes heréticamente dividen las naturalezas de las Personas Divinas]. Ellos son, tal que hablan diametralmente a la opinión de Sabelio. Para él, en su blasfemia, dice que el Hijo es el Padre, y viceversa. Pero ellos proclaman que hay en alguna vía tres Dioses, cuando ellos dividen la Sagrada Unidad en tres sustancias diferentes entre sí y completamente separadas”[52]

También declara que el arrianismo es una blasfemia por afirmar que Cristo es un ser creado, y explica que por Ser Cristo la Palabra, Sabiduría y poder de Dios, no pudo haber habido un momento en que el Padre existiera sin Él.

“Es blasfemia, entonces, y no común pero la peor, decir que el Señor en alguna forma fue creación. Pero si el vino a ser Hijo, entonces El no lo fue, sino si como Él dice de sí mismo, Él está en el Padre, y si usted conoce la Divina Escritura la cual dice, Cristo es la Palabra y Sabiduría y Poder, y esos atributos son poderes de Dios, entonces el siempre existió. Pero si el hijo vino a ser, había una época en la cual esos atributos no existieron, y consecuentemente, ese fue un tiempo cuando Dios estuvo sin ellas, lo cual es completamente absurdo”[53]

“Es necesario, sin embargo, que la palabra divina [Jesucristo] esté unida con Dios del Universo; y el Espíritu Santo debe respetar y morar en Dios. Por tanto la Trinidad Divina debe ser reunida en Una, una cumbre, como si fuera – quiero decir, el Dios Omnipotente del Universo”[54]

“Ni entonces podemos dividir en tres cabezas divinas la maravillosa y divina monarquía, ni desacreditar llamando “obra” la dignidad y excelente majestad de nuestro Señor, pero debemos creer en Dios, el Padre Todopoderoso, y en Jesús su Hijo , y en el Espíritu Santo, y sostenemos que a el Dios del universo la Palabra está unida”[55]

Luego de haber estudiado los principales testimonios patrísticos pre nicenos no es difícil darse cuenta que no es ninguna novedad la doctrina Trinitaria y mucho menos un invento del paganismo. La Iglesia fue fiel en reconocer que hay un solo Dios, siendo el Padre Dios, el Hijo Dios, y el Espíritu Santo Dios, y esta verdad era comprendida y enseñada con mayor o menor claridad en la era post-apostólica y pre-nicena

Es claro también que la mayoría de ellos rechazaban abiertamente tanto el arrianismo (que afirmaba que Jesucristo era una dios menor creado subordinado al Padre y que alguna vez no existió) y el modalismo (que afirmaba que había una sola Persona Divina en Dios, siendo el Hijo el Padre y viceversa, pero manifestados de manera diferentes).

Ciertamente algunos padres no comprendieron a cabalidad el misterio Trinitario y tendieron al subordinacionismo en mayor o menor grado, cosa totalmente comprensible en una materia de tanta complejidad. Han sido precisamente conflictos tan graves como el arrianismo y otras herejías, las que han dado oportunidad a la Iglesia para profundizar en estas verdades de fe.

avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:31 pm

Antonio Pérez Omister escribió:Varias creencias que serían luego consideradas dogmas de fe en la Iglesia romana, se forjaron durante las discusiones teológicas habidas en el Concilio de Nicea. Y, aunque la intervención del emperador haciendo valer su posición fue determinante, el análisis de las cartas escritas por Constantino, evidencia en ellas una acusada carencia de formación teológica, por lo que algunos estudiosos descartan la posibilidad de que el emperador pudiese haber influido en la posterior doctrina de la Iglesia debido, justamente, a su profundo desconocimiento en la materia.
¿Influyó o no influyó?, ¿Se guiño con los arrianos o no lo hizo?... ¿posteriores doctrinas?, por favor, estoy demostrando que la DOCTRINA DE LA SANTISIMA TRINIDAD, fue enseñada por los PADRES DE LA IGLESIA, ANTES DEL CONCILIO DE NICEA I.

Antonio Pérez Omister escribió:Asimismo, muchos se preguntan por qué el papa Silvestre I no asistió a dicho concilio ecuménico, siendo él el más adecuado para presidirlo. Por esto algunos especialistas sostienen que el motivo de su ausencia fue que Constantino estableció en Nicea una nueva religión sincretizada, mezclando elementos paganos y cristianos, y rompiendo definitivamente con las fuentes judías de las cuales procedía el cristianismo original. El resultado final de esta fusión de elementos paganos y judeocristianos habría sido, según esta teoría, la Iglesia católica romana que ha perdurado, con escasísimos cambios, hasta nuestros días.
Interesante; “El PAPA de la IGLESIA CATÓLICA NO ASISTIO POR LOS CAMBIOS DOCTRINALES QUE CONSTANTINO HIZO PARA CREAR LA IGLESIA CATÓLICA”, ¿Cuáles fueron esas doctrinas de la “religión sincretizada”?, y si asi fue, entonces ¿Qué HACEN HIPOCRITAMENTE LOS QUE HAN ESCRITO ESTO, SOSTENIENDO UNA BIBLIA PROPORCIONADA POR ESSA “RELIGIÓN SINCRETIZADA”?... y por último ¿”rompiendo definitivamente con las fuentes judías”?... El primer rompimiento con las “fuentes Judías” se dio en el Concilio de Jerusalen, otro rompimiento fue que los APOSTOLES, enseñaron con las Escrituras Griegas, en vez de las Judías… Y otro rompimiento entre Judíos y Cristianos, ha sido el Concilio de Jamnia, hecho por los judíos, donde “crearon el Canon Judío del Tanaj, rechazando los escritos Helénicos y los Escritos de YESHUA… Como que nuestro estimado escritos IGNORA la historia del Cristianismo, desde los primeros siglos…

Antonio Pérez Omister escribió:Constantino inauguró el Concilio de Nicea vestido pomposamente, como un auténtico rey-sacerdote, algo totalmente ajeno a los sobrios usos y costumbres romanos, y más propio de los reyes orientales. El emperador abrió el concilio con un solemne discurso pronunciado en griego, y ataviado con unos pesados y vistosos ropones talares adornados con lujosos brocados hechos en oro y plata. Una imagen que se corresponde más con la de un papa medieval, que con la de un clásico emperador romano.
Asi que “los emperadores romanos no vestían con POMPA”… ¿podrá presentar pruebas de eso?... y la comparación “con los papas mediavales”, ¿Tendrá pruebas también de eso?... Asi que según nuestro escritos “los emperadores romanos vestían humildemente”…. Ja… ja… ja… ESO SI ES DE RISA.
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:31 pm

Antonio Pérez Omister escribió:Entre los títulos que solían ostentar los emperadores –aunque no todos– estaba el de “pontifex maximus” o sumo pontífice, un vestigio honorífico de la época republicana a la que los césares jamás concedieron demasiada importancia. Pero en Nicea, durante el concilio, Constantino ejerció de sumo pontífice a todos los efectos, tal vez, por primera y única vez en la dilatada historia del Imperio Romano.
¿No todos?, ¿Quiénes no?... Porque: en la Antigua Roma, el título de Pontifex Maximus se le otorgaba al principal sacerdote del colegio de Pontífices, y era el cargo más honorable en la religión romana, al que inicialmente sólo podían aspirar los Patricios, hasta el 254 a. C., cuando un plebeyo logró hacerse con el título. En los inicios de la República Romana el título tenía influencia meramente religiosa, pero fue ganando poder en el ámbito político hasta la época de Augusto, cuando el emperador lo asoció a la dignidad imperial. El último uso conocido del título por parte de un emperador se encuentra en ciertas inscripciones de Graciano el Joven, emperador desde el 375 al 383, aunque éste ya decidió omitir el término de su título imperial.

Constantino retendría el título de pontifex maximus hasta su muerte, un título que los emperadores romanos llevaban como cabezas visibles del sacerdocio pagano. Según los escritores cristianos, Constantino se declararía finalmente, a sí mismo, cristiano cuando tenía más de cuarenta años, escribiendo a los cristianos para dejarles claro que creía que debía su éxito a la protección del Dios cristiano.

Nuestro escritor, lamentablemente trata de mezclar la historia y confundir PONTIFEX MAXIMUS , con SUMMUS PONTIFEX… Veamos:

TÍTULOS SIMILARES
No está claro si la palabra pontifex, la palabra utilizada en América para el sumo sacerdote judío, como en Juan 11:49 y 05:01 hebrea , era de uso común en el cristianismo temprano tercio del siglo, como lo fue después, para referirse a una obispo, no exclusivamente el obispo de Roma. El nombre dado al libro que contiene los ritos litúrgicos a realizar por cualquier obispo, el Pontifical Romano , ya la forma de la liturgia conocida como Pontificia misa mayor testimonio del uso continuado de pontifex en este sentido amplio.
En del emperador Teodosio edicto De Catholica fide de 27 de febrero 380, promulgada en Tesalónica y publicado en Constantinopla para todo el imperio, por el cual se estableció la cristiandad católica como la religión oficial del imperio, se refirió al obispo occidental de Roma, Dámaso , como un pontifex, mientras llamaba al obispo oriental de Alejandría, Pedro , un episcopus: [39] "... la profesión de la religión que fue entregada a los romanos por el divino apóstol Pedro, ya que se ha preservado por fiel tradición y que Ahora es profesada por los Dámaso Pontífice y por Pedro, obispo de Alejandría ... Autorizamos a los seguidores de esta ley a asumir el título de católica cristianos ... "
En diciembre de 2012 el Papa Benedicto XVI aprobó @ pontifex como su Twitter mango, que obliga al usuario a formular preguntas con el # askpontifex hashtag .
Varias formas de summus pontifex (el más alto pontífice u obispo) fueron utilizados durante siglos no sólo del obispo de Roma, sino también de otros obispos. Hilario de Arles (m. 449) es de estilo "summus pontifex" por Euquerio de Lyon (PL, L, 773), y Lanfranco se denomina "Primas et pontifex summus" por su biógrafo, Milo Crispin (PL, CL, 10); fueron sin duda originalmente empleados en relación con el sumo sacerdote judío, cuyo lugar los obispos cristianos eran considerados como la celebración de cada uno en su propia diócesis (I Clemente 40), pero a partir del siglo 11 que parecen aplicarse sólo al Papa.
La lista oficial de los títulos del Papa que figuran en el Anuario Pontificio incluye "Sumo Pontífice de la Iglesia entera" (en latín, Summus Pontifex Universalis Ecclesiae) como el cuarto título, el primero fue "obispo de Roma".
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:32 pm

Antonio Pérez Omister escribió: Varios años después, el emperador Graciano el Joven (muerto en 383) influenciado por Ambrosio, obispo de Milán, prohibió definitivamente los antiguos cultos paganos en todo el Imperio. Acto seguido, renunció al título de “pontifex maximus” por considerarlo incompatible con la fe cristiana, apagó el fuego sagrado del templo de Vesta, y retiró el altar de la Victoria del Senado, a pesar de las protestas de los últimos miembros paganos del Senado. Como represalia, Graciano confiscó sus propiedades; prohibió las donaciones materiales a las Vestales; y abolió otros privilegios que poseían los sacerdotes y sacerdotisas paganos. En apenas dos generaciones, los cristianos pasaron de ser perseguidos, a convertirse en implacables perseguidores de los paganos. El edicto de tolerancia, convirtió a los cristianos en intolerantes que persiguieron a los paganos con la misma saña con la que éstos les habían perseguido a ellos.
Interesante, ¿Es lo mismo “prohibir las religiones paganas” a “Establecer el CRISTIANISMO CATÓLICO como religión oficial del Imperio”?... Y fueron los CRISTIANOS, woow, como que el escritor no es cristiano.

Antonio Pérez Omister escribió:Habían existido otros concilios antes que el de Nicea, pero éste fue el primero con carácter ecuménico universal y contó con la participación de alrededor de 300 obispos, lo que supuso una minoritaria participación si tenemos en cuenta que a lo largo del Imperio había alrededor de 1000 obispos.
¿Quiénes faltaron?... ¿De donde saca la cantidad de 1000 obispos?, la historia es clara: “El concilio ecuménico por primera vez en la historia de la iglesia fue convocado por el emperador Constantino en Nicea en Bitinia (hoy Isnik, Turquía). El principal objetivo del Consejo era intentar poner fin al cisma en la iglesia provocada por el arrianismo. Esto se procedió a hacer teológicamente y políticamente por la producción casi unánime de una confesión teológica (el Credo de Nicea) POR MÁS DE TRESCIENTOS OBISPOS REPRESENTANTES DE CASI TODAS LAS PROVINCIAS ORIENTALES DEL IMPERIO (donde la herejía se centró principalmente) y POR UNA REPRESENTACIÓN SIMBÓLICA DE OCCIDENTE. El credo así producido fue el primero que legalmente podía reclamar autoridad universal como fue enviado por todo el imperio para recibir el acuerdo de las iglesias (con las consecuencias alternativas de excomunión y el destierro imperial).”
Como que los datos escritos por nuestro escritor Perez, no son muy exactos, es decir totalmente erróneos.

Antonio Pérez Omister escribió:La importancia de aquel histórico concilio residió en la confección del llamado credo niceno (redactado en griego, no en latín) que, esencialmente, permanece inmutable en su contenido casi 1700 años después de su celebración. Por otra parte, la comunión entre el Estado y la Iglesia remozada surgida del concilio, favoreció enormemente la expansión del nuevo cristianismo católico a través del Imperio con una fuerza inusitada.
Veamos los hechos, el CREDO NICENO REDACTADO EN GRIEGO y no en LATÍN, ¿Por qué?, sería porque HABIAN REPRESENTANTES DE CASI TODAS LAS PROVINCIAS ORIENTALES (IGLESIAS CATÓLICAS ORTODOXAS).

Es de aclarar que “EL NUEVO CRISTIANISMO CATÓLICO” estaba compuestos por las Iglesias Ortodoxas de Oriente y la Iglesia de Roma. Por otra parte que el CREDO NICENO tenga DICECISITE SIGLOS, con su contenido inmutable, solo demuestra la ANTIGÜEDAD DE LA IGLESIA CATÓLICA (Romana y Ortodoxa).

Ahora bien, “era un nuevo cristianismo Católico”?, o más bien era el CRISTIANISMO CATÓLICO QUE VENIA DESDE EL SIGLO I PERSEGUIDO… y es por eso que EVIDENCIAS de Las DOCTRINAS, se encuentran en los ESCRITOS DE LOS PADRES DE LA IGLESIA (del siglo I al IV).
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:33 pm

Antonio Pérez Omister escribió:En parte, esta espectacular expansión del catolicismo se debió a razones políticas, pues, al trasladar la capital del Imperio a Oriente, muchas familias senatoriales romanas vieron en el nuevo clero católico que se estaba pergeñando, la posibilidad de recuperar en Roma una influencia política que habían perdido, a veces, varias décadas o siglos antes. Fue el nacimiento de una nueva casta política: el alto clero romano que después desempeñaría un destacado papel en la política europea medieval.
¿Cómo es posible que si se estaba trasladando la capital del imperio a ORIENTE, fuera el OCCIDENTE el que se fortalecía?... si realmente el CRISTIANISMO CATÓLICO, tenia el SUFICIENTE PODER (por asi llamarlo), CON LOS EMPERADORES DE ROMA (Edicto de MILAN y de TESALÓNICA), hay que ver como se crean las falacias.

Antonio Pérez Omister escribió: En sus últimos años de vida, Constantino también ejerció como predicador, dando sus propios sermones en el palacio imperial ante la corte y los invitados extranjeros. Sus reconvenciones pregonaban el principio de armonía y coexistencia entre paganos y católicos, aunque gradualmente se volvieron más intransigentes hacia los primeros y, también, hacia los cristianos que no aceptaron la ortodoxia católica o nicena. Paralelamente, Constantino fue eliminando a los funcionarios paganos de los principales puestos de la administración, sobre todo en Oriente, lo que favoreció un considerable incremento del poder y la influencia del clero católico, en detrimento de los paganos y las restantes confesiones cristianas.
Interesante ¿Evidencia de los sermones de Constantino?... y si realmente existío un sincretismo entre Cristianismo y paganismo… ¿Por qué entonces el escritor (supongo) sostiene y lee una BIBLIA surgida de ese “Cristianismo-paganismo”?

Antonio Pérez Omister escribió: En el año 314, inmediatamente después de su legalización, la Iglesia atacó sin cuartel a los paganos. Envalentonados por la actitud del emperador, muchos templos paganos fueron destruidos por las turbas cristianas y sus sacerdotes brutalmente asesinados. Entre los años 314 y 326 miles de paganos fueron asesinados y se promulgaron una serie de disposiciones que favorecieron al cristianismo católico-niceno (exclusivamente) frente a las demás confesiones cristianas. Asimismo, los cultos paganos tales como la aruspicina, el arte de adivinar por medio de las entrañas de las víctimas, y los sacrificios privados de animales, fueron rigurosamente prohibidos.
Interesante, “la iglesia atacó sin cuartel a los paganos”, mientras el “emperador Constantino pregonaba el principio de armonía y coexistencia entre paganos y católicos”… Vaya contradicción

Antonio Pérez Omister escribió:La magia también fue perseguida por los cristianos. Los romanos toleraban ciertas artes consideradas “mágicas” por los cristianos, como las prácticas abortivas, por ejemplo. Sin embargo, la magia con carácter pernicioso –magia negra– también estaba proscrita por los romanos. De facto, una de las primeras acusaciones a las que tuvieron que hacer frente los primitivos cristianos fue la de practicar la magia negra.
Primero creo que debería definirse “eran Cristianos o Católicos”… según la HISTORIA fueron CRISTIANOS CATÓLICOS… insisto ¿es cristiano el que escribe el artículo? O ¿Es ateo masón?....

Antonio Pérez Omister escribió:En la antigüedad resultaba difícil establecer la frontera entre “magia” y “ciencia” de la época. Entre los célebres magos egipcios había desde astrónomos a físicos, al igual que entre los magos persas, babilónicos o caldeos, que solían dominar varias disciplinas “científicas” según los conocimientos de la época. Las propias Escrituras nos hablan de unos “magos” de Oriente que acudieron a Belén para adorar al Salvador.
Asi que, porque están los “magos de oriente” en la Biblia, Dios permite la Magia… interesante, interesante…

Antonio Pérez Omister escribió:Otra de las razones que favorecieron la espectacular ascensión de la nueva Iglesia católica surgida al amparo del emperador, fueron las generosas donaciones y exenciones fiscales concedidas al clero niceno, varios años antes de que el cristianismo católico se convirtiera en la “única” religión oficial del Imperio. Lo que se consumó con la promulgación del Edicto de Tesalónica por orden del emperador Teodosio en el 380. Acto seguido, en Dídima, Asia Menor, fue saqueado e incendiado el oráculo del dios Apolo y torturados hasta la muerte los sacerdotes paganos. También fueron desahuciados todos los sacerdotes paganos del monte Athos, y destruidos sus templos y santuarios. En vísperas de la inauguración oficial de Constantinopla (330), el propio Constantino mandó saquear todos los templos paganos de Grecia y trasladar sus más preciados tesoros a la nueva capital imperial. Muchos de los bellísimos templos de la época clásica fueron destruidos por la férula de los cristianos, no por la ira de los bárbaros, como a menudo se ha hecho creer.
Asi que “los CRISTIANOS” fueron peor que los Barbaros… interesante, ¿Por qué es que hay cristianos que toman estos escritos para atacar a la Iglesia Católica, si realmente están dirigidos “a los Crisianos”?...
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:34 pm

Antonio Pérez Omister escribió: Aquella actitud partidista hacia los cristianos por parte de Constantino, tuvo efectos negativos para los que vivían más allá de las fronteras orientales de Imperio. Los reyes sasánidas que gobernaban el Imperio Parto, enemigo secular de Roma, y que hasta entonces habían dispensado refugio a los cristianos cuando eran perseguidos, empezaron a verlos como quintacolumnistas cuando la actitud del emperador romano comenzó a favorecerles. Por este motivo, los cristianos fueron perseguidos también en Partia. Sin embargo, estos cristianos orientales eran considerados herejes por los nicenos, y su recibimiento en tierras del Imperio no fue precisamente caluroso.
Ahora bien, confirmemos algo ¿estos Cristianos no nicenos donde se encuentran hoy en día?, ¿Es alguna de las multiples ramas del CRISTIANISMO?....

Antonio Pérez Omister escribió:Entretanto, Constantino retiró su estatua de los templos paganos, la reparación de éstos edificios fue prohibida y los fondos procedentes de donativos desviados a las arcas de la Iglesia. Se suprimieron todas las formas de culto y adoración paganos que los cristianos consideraron “ofensivos” por considerarlos obscenos e idolátricos. No obstante, en la espectacular reinauguración de Constantinopla celebrada en la primavera del 330, se efectuó una ceremonia híbrida, mitad pagana y mitad cristiana, en la plaza del mercado y se impuso la cruz de Cristo sobre el carro del dios solar Apolo.
Interesante, yo le llamaría LA VICTORIA DEL CRISTIANISMO SOBRE EL PAGANISMO, pero ¿Qué puede entender un ateo sobre esto?...

Antonio Pérez Omister escribió: Constantino fue también conocido por su falta de piedad para con sus enemigos políticos. Ejecutó a Licinio, su cuñado, por estrangulamiento en 325, a pesar de que había prometido públicamente no hacerlo si accedía a rendirse. Un año después, Constantino ejecutó también a su hijo mayor, Crispo, y unos meses después a su segunda esposa, Fausta. Crispo era el único hijo que tuvo con su primera esposa, Minervina, pero circularon rumores sobre una presunta relación incestuosa entre Crispo y su madrastra, lo que pudo ser la causa de la ira de Constantino, que vivió el resto de sus días atormentado por haber ordenado matar a su hijo.
¿Qué tiene que ver esto con la HISTORIA DE LA IGLESIA CRISTIANA-CATÓLICA?....

Antonio Pérez Omister escribió:Algunas leyes de Constantino, por recomendación de los obispos católicos, mejoraron considerablemente muchos aspectos de aquella época violenta. Por ejemplo: se estableció la pena de muerte para todos aquellos recaudadores de impuestos que abusaran recaudando más de lo autorizado; no se permitía mantener a los prisioneros en completa oscuridad, sino que era obligatorio que pudieran ver la luz del día; a un hombre condenado se le podía llevar a morir a la arena, pero no podía ser marcado en la cara, sino en los pies; los padres que prostituían a sus hijas, o hijos, eran quemados vivos introduciéndoles plomo fundido por la boca.
Woow… eso si fue “cruel”… ¿Cómo entonces se puede decir que “mejoraron considerablemente muchos aspectos de aquella época violenta”?... contradictorio ¿No creen?

Antonio Pérez Omister escribió:Además, los combates de gladiadores fueron eliminados en el 325, aunque esta prohibición tuvo poco efecto. Se limitaron los derechos de los propietarios de los esclavos: podían azotar a un esclavo de su propiedad, pero no podían mutilarle o matarle. La terrible pena de muerte por crucifixión fue abolida por razones de piedad cristiana, aunque el castigo fue sustituido por la horca “para demostrar que todavía existía la implacable justicia romana”.
¿Y a eso le llama “mejorar las condiciones”?…. por fvaor, mejor que escriba novelas de vaqueros…

Antonio Pérez Omister escribió:El domingo fue declarado día de reposo sustituyendo al sábado y los mercados permanecían cerrados, así como las oficinas públicas (excepto para la manumisión de esclavos). Debido a la escasez de alimentos, no hubo restricciones para el trabajo en el campo y en las granjas. Todas estas innovaciones también tuvieron una inspiración política y económica que pretendía deliberadamente perjudicar a los comerciantes judíos ortodoxos, y a los judíos cristianos, que seguían celebrando su día preceptivo de fiesta el sábado. Así, al trasladar el día de descanso semanal al domingo, se les obligaba a cerrar dos días en lugar de uno. Cosa que benefició a los comerciantes romanos, tanto a los paganos como a los católicos.
Ja… ja… ja…. Asi que “el sábado” era un día de reposo para TODO EL IMPERIO… y el “descanso del sábado se cambio por el domingo para TODO EL IMPERIO”… ¿En que año dice que fue esto?... ahora bien, que se recuerda el escritos que ya establecimos que CRISTIANOS es igual a CATOLICOS…

Antonio Pérez Omister escribió:Constantino continuó con la reforma introducida por Diocleciano que separaba el poder civil del militar. Como resultado, generales y gobernadores poseían menos poder que durante la época de la anarquía militar. Criterios tanto económicos como de seguridad llevaron a la modificación de la política de defensa del Imperio durante la primera mitad del siglo IV. Constantino convirtió el viejo sistema de fronteras fortificadas en un sistema de defensa en profundidad con la formación de una gran red de acuartelamientos en el interior de la Galia principalmente. Los motines y levantamientos de tropas, provocados a menudo por el descontento derivado de las largas separaciones familiares, se redujeron considerablemente. Por otra parte, los soldados destacados en los puestos avanzados ponían mayor interés en la defensa de los territorios asignados al ser conscientes de que la seguridad de sus familias estaba en juego.
¿Es esto “un cambio religioso”?... no lo creo, más bien es una estrategia de Gobierno, para fortificar la defensa militar… Lo interesante es ver como el escritos TRATA DE CULPAR A LOS CRISTIANOS – CATÓLICOS de los males de esta época.

Antonio Pérez Omister escribió:Constantino disolvió la vieja y temible Guardia Pretoriana, y en su lugar estableció los “Scholae Palatinae” (escolares); reclutó cuerpos de caballería de élite, principalmente de origen germánico, y redujo de 5000 a 1000 infantes el número de efectivos de la legión tradicional, la principal unidad de combate del Ejército romano.

Este cambio en la política militar, ahora predominantemente defensiva, perduró hasta la desaparición del Imperio de Occidente (476) y, quizá, fue otra de sus causas: el Ejército romano se fue reduciendo y debilitando paulatinamente. Ya en el siglo V, tanto los emperadores occidentales como los de Oriente, prefirieron subcontratar a mercenarios germanos, o sobornar a los pueblos invasores que amenazaban las fronteras, en lugar de financiar el reclutamiento y adiestramiento de tropas regulares. El servicio militar obligatorio para los ciudadanos romanos fue abolido. Pero, a la larga, los tributos exigidos por los caudillos bárbaros para no invadir los territorios del Imperio fueron más onerosos que lo hubiese sido el mantenimiento de las tropas imperiales.
Insisto ¿Es esto “un cambio religioso”?..., y si no ¿Qué tiene que ver con el tema “religioso” tratado al inicio?...
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:35 pm

Antonio Pérez Omister escribió:La cada vez más poderosa jerarquía eclesiástica entendía que era más útil y perentorio emplear los recursos del Estado en la construcción de iglesias y monasterios, y en la celebración de interminables sínodos, que en mantener ejércitos para defender el Imperio. La Iglesia creía, o hizo creer a los débiles emperadores del siglo V, que a través de su conversión al catolicismo, los reyes germanos se convertirían en fieles súbditos del Imperio sin necesidad de someterles por la fuerza de las armas. Los cristianos siempre antepusieron los intereses de la Iglesia a los del Imperio. En consecuencia, éste estaba abocado a su extinción.
Bueno, de acuerdo a los párrafos que anteceden ¿donde la fue “otorgado” un “poder militar” como trata de dar a comprender el escritor?... Y por otro lado, ¿Cuáles fueron esas “cuantiosas” inversiones con la que se construyeron iglesias?.... Veamos:

En sus últimos años, los hechos históricos se mezclan con la LEYENDA. Se consideraba inapropiado que Constantino hubiese sido bautizado sólo en su lecho de muerte y por un obispo de dudosa ortodoxia (se dice que Eusebio de Nicomedia era arriano), y de este hecho parte una leyenda según la cual el papa Silvestre I (314-335) habría curado al emperador pagano de la lepra. También según esta leyenda, Constantino habría sido bautizado tras haber donado unos edificios al papa. En el siglo VIII aparece por primera vez un falso documento conocido como «Donación de Constantino», en el cual un recientemente convertido Constantino entrega el gobierno temporal sobre Roma, Italia y el occidente al papa. En la Alta Edad Media, este documento se usó para aceptar las bases del poder temporal del papa de Roma, aunque fue denunciado como apócrifo por el emperador Otón III, y mostrado como la raíz de la decadencia de los papas por el poeta Dante Alighieri. En el siglo XV el experto filólogo y humanista Lorenzo Valla DEMOSTRÓ LA FALSEDAD DEL DOCUMENTO (ahora bien, pregunto ¿El escritor se basará en este documento para obtener su información?...

Antonio Pérez Omister escribió:La falta de recursos en la que se vio sumida Roma al trasladarse la metrópoli a Constantinopla, en Oriente, donde estaban las provincias más ricas, influyó también en su decadencia política y en la posterior irrupción de los pueblos invasores.

Roma fue saqueada en el año 410 por el rey visigodo Alarico, que se llevó de las bodegas del templo de Júpiter Capitolino el tesoro que a su vez los romanos habían tomado en el templo de Jerusalén tras saquearlo y destruirlo en el año 70. En el 453, Atila, el legendario rey de los hunos, se presentó a las pertas de la indefensa Roma al frente de sus hordas. El emperador había huido y no había tropas para defender la ciudad. El papa León I se presentó ante el caudillo bárbaro y le disuadió para que levantase el asedio y retirase sus tropas. Dos años después (455) fue el vándalo Genserico el que saqueaba Roma, pero por intercesión del mismo papa, se contentó con el botín y no tomó esclavos entre la desamparada población romana.
¿Cómo es posible que si en época de Constantino (212-337) los CRISTIANOS CATÓLICOS, destruyeron los templos, en el 453 esta “el templo de júpiter?... Bueno, no es la primera contradicción e su escrito, anteriormente se establecio que indicnado “que el Católicismo surgio con el Edicto de Milán”, Constantino, años antes “regalo un palacio al Summus pontifex” de la Iglesia Católica…

Antonio Pérez Omister escribió:Los papas se convirtieron, por derecho propio, en los auténticos soberanos de Roma puesto que los césares, de hecho, habían abdicado renunciando a sus obligaciones como gobernantes. El papa Simplicio, sucesor de León I, vivió el fin del Imperio de Occidente (476) cuando el rey de los hérulos, Odoacro depuso al emperador Rómulo Augústulo y envió las insignias imperiales a Constantinopla. Sin embargo, el Imperio Romano no desapareció completamente. Continuó en Oriente, y en Occidente su legado perduró bajo otra apariencia: a partir de entonces Roma fue la ciudad de los papas, y el Imperio se transformó en la Cristiandad.
¿Cristianos Católicos?... se nota que el escritor, aparte de sus contradicciones, tiene una tiria a los Cristianos y a los Católicos, que no cree en nada…

Antonio Pérez Omister escribió:Puede decirse que Constantino logró reunificar el Imperio Romano bajo el signo de la Cruz para alargar su existencia. Su victoria sobre Majencio en la batalla del Puente Milvio (312) le convirtió en dueño de todo el Imperio occidental. Gradualmente fue consolidando su superioridad militar sobre sus rivales de la desmenuzada tetrarquía.
¿Será que la “demenuzada tetrarquía” no fue la causa real de la decadencia de un Imperio dividido en Oriente y Occidente?... Por otro lado, tanto los CRISTIANOS CATÓLICOS DE ORIENTE (ortodoxos) como los CRISTIANOS CATÓLICOS DE OCCIDENTE (Iglesia Romana) no mantuvieron las mismas DOCTRINAS, desde el INICIO DE LA IGLESIA PRIMITIVA?...

Antonio Pérez Omister escribió:En 320, Licinio, augusto de Oriente, renegó de la libertad de culto promulgada en el Edicto de Milán y reinició la persecución de los cristianos. Esto supuso una clara contradicción, ya que su esposa Constancia, hermanastra de Constantino, era una devotísima cristiana. El asunto derivó en una agria disputa con Constantino en el oeste, que desembocó en una nueva guerra civil en 324.
Esto fue lo que realmente UNIÓ AL IMPERIO ROMANO DE ORIENTE CON EL IMPERIO ROMANO DE OCCIDENTE… Logrando que CONSTANTINO fuera el emperador de los dos Imperios.

Antonio Pérez Omister escribió:Los ejércitos implicados en la contienda fueron tan grandes que no se tiene constancia documentada en Europa de una movilización similar hasta el siglo XIV, al inicio de la Guerra de los Cien Años. Licinio, ayudado por mercenarios godos, representaba el pasado y la antigua fe del paganismo. Constantino y sus francos marcharon bajo el estandarte cristiano del lábaro, y ambos bandos concibieron el enfrentamiento como una lucha entre religiones. Supuestamente rebasados en número, aunque enaltecidos por su celo religioso, los ejércitos de Constantino resultaron finalmente victoriosos, primero en la batalla de Adrianópolis (324), y más tarde en la batalla naval de Crisópolis.
Es decir GANÓ EL CRISTIANISMO…. Que interesante.

Antonio Pérez Omister escribió:Aquélla fue la primera guerra de religión europea, y supuso también el fin de la vieja Roma helenística y pagana. El Imperio Oriental se consolidó como centro del poder, del saber, de la prosperidad y de la preservación de la cultura clásica. Constantino reconstruyó la ciudad de Bizancio, cuyo nombre procedía de los colonos griegos que, bajo el mando de Bizas, la fundaron en el siglo VII a.C. procedentes de la polis de Megara. Constantino renombró la ciudad como su «Nueva Roma» (Nova Roma), otorgando a ésta un Senado propio a semejanza del romano. Luego puso la ciudad bajo la protección de la supuesta Vera Cruz, la Vara de Moisés, los Clavos de Cristo y otras reliquias sagradas que, “milagrosamente”, fueron descubiertas durante su reinado.
Es de hacer notar que el descubrimiento de las RELIQUIAS MENCIONADAS, fue obra de la MADRE DE CONSTANTINO, SANTA HELENA DE CONSTANTINOPLA…
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:35 pm

Antonio Pérez Omister escribió:Las imágenes de los viejos dioses fueron reemplazadas o asimiladas con la nueva simbología cristiana. Sobre el lugar donde se levantaba el bello templo de Afrodita se construyó la nueva Basílica de los Apóstoles. Varias generaciones más tarde se difundió una historia sobre la visión divina que llevó a Constantino a reconstruir la ciudad, según la cual un ángel que nadie más que él podía ver, le condujo en un circuito a través de los nuevos muros. Tras su muerte, la ciudad volvió a cambiar su nombre por el de Constantinopla, «la Ciudad de Constantino», y lo mantuvo hasta que el 29 de mayo de 1453 la ciudad fue tomada por los turcos otomanos y pasó a llamarse Estambul.
Por la forma de redactar, se nota que el escritor hubiera deseado que los “bellos templos paganos” se mantuvieran erguidos y en uso… vaya pagano que resultó Antonio Pérez…

Antonio Pérez Omister escribió:La leyenda cuenta que el mismo ángel que varios siglos antes se le había aparecido a Constantino, reapareció en la basílica de Santa Sofía mientras los defensores, seguros de que iban a morir en el próximo asalto de los turcos, celebraban su última misa. El evanescente ángel, concluida la ceremonia, tomó el cáliz con el que se había oficiado el servicio religioso y desapareció entre los muros de la basílica, después de prometer que regresaría para devolver el santo cáliz cuando la basílica volviese a ser un templo cristiano y se celebrase la primera misa.
Interesante, ¿será cierta le leyenda?... con ese pensamiento, al rato nuestro amigo escritor también considera “leyendas” el contenido de las Escrituras.

Antonio Pérez Omister escribió:Constantino pasaría también a la historia por las leyes que convirtieron los oficios de carnicero y panadero en hereditarios, lo que en la Edad Media serían los gremios de artesanos, y más importante aún, por convertir a los colonos de las granjas en siervos, sentando las bases de la sociedad feudal. Estos colonos, a su vez, eran libertos o extranjeros (“bárbaros”) que habían sustituido gradualmente a los esclavos durante el siglo anterior. La escasa productividad de la mano de obra esclava (no remunerada) había terminado por imponer su lógica a los terratenientes romanos, que, influidos también por el cristianismo –religión muy extendida entre los libertos– no tuvo más remedio que variar su sistema de explotación agraria. Las terribles hambrunas y las consiguientes pestes del siglo III, que diezmaron la población, tuvieron un efecto demoledor sobre la sociedad romana de la época y debilitaron considerablemente el Imperio occidental. Muchos colonos abandonaron sus tierras de labranza para emigrar al este, y en las fronteras muchos se convirtieron en bandidos errantes que se aliaron con los pueblos bárbaros que esperaban su oportunidad para invadir el Imperio.
Es decir ya en el siglo III, la “religión cristiana estaba un extendida…” Pero Constantino fue un emperador del siglo IV, ¿Cómo puede ser posible la existencia de la “iglesia que fundó Constantino“ antes de que él gobernara?... es más cuando el siglo III terminó Constantino contaba con 28 años y aun no había comenzado su gobierno…

Antonio Pérez Omister escribió:En épocas de abundancia, era fácil negociar con los puebles que habitaban al otro lado del limes (frontera) y favorecer los intercambios comerciales. Cuando el grano y los animales de granja escaseaban, los campesinos hambrientos a ambos lados del Rin no tardaban mucho en trocarse en hordas de salvajes dispuestos a tomar por la fuerza lo que antes podían comprar u obtener mediante trueques.
¿Esto sucedió en la época de Constantino o antes de su reinado?....

Antonio Pérez Omister escribió:Por otra parte, los acuartelamientos y puestos avanzados en la frontera, cumplían un doble cometido: como elementos de defensa, desde luego, pero también como dinamizadores de la actividad económica. A medida que las tropas romanas se fueron replegando sobre sus propias fronteras, la economía de las zonas fronterizas entró en una profunda crisis económica. Otro problema añadido fue que, como ya no había tropas imperiales para protegerles del pillaje de los bandidos, los colonos abandonaron muchas de las tierras de cultivo en las zonas próximas a la frontera. A la postre, la falta de grano y otros productos precedentes del campo, se dejó sentir también en la metrópoli, y la carestía de los alimentos y las hambrunas fueron problemas comunes durante el Bajo Imperio (ss. III-V).
Interesante, realmente con tanta palabrería y saltando de un siglo a otro, con comentarios que en vez de construir confunden… esto fue en época de Constantino (que gobernó en la primera parte del siglo IV) antes o después de su reinado.

Antonio Pérez Omister escribió:A lo largo de su reinado, Constantino introdujo un importante número de cambios en el sistema monetario. El tradicional áureo dio paso a una nueva moneda, el sólido de 4,50 gramos, como moneda del Imperio Romano. Esta moneda sobrevivió al propio Imperio de Occidente, y fue la divisa del Imperio Bizantino hasta que perdió influencia como divisa internacional frente al dinar árabe de los Omeyas allá por el siglo X.
¿Qué tiene que ver esto con el CRISTIANISMO CATÓLICO?... Porque hasta donde recuerdo el artículo se titula “Constantino, el creador de la Iglesia católica fue un emperador pagano que gobernó con mano de hierro”, ¿Es eso gobernar con “mano de hierro”?... bueno ya establecimos que CONSTANTINO NO FUE EL CREADOR DE LA IGLESIA CATÓLICA… cabalmente por las contradicciones del mismo artículo.
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:56 pm

Antonio Pérez Omister escribió:Las monedas acuñadas por los emperadores revelan con frecuencia su iconografía personal. Durante la primera parte del gobierno de Constantino, las representaciones de Marte y posteriormente de Apolo como dios solar, aparecen de forma constante en el reverso de las monedas. Marte había sido asociado con la tetrarquía, y Constantino quiso con este simbolismo enfatizar la legitimidad de su gobierno.
Lo interesante es saber que pasó con el símbolo Cristiano (el Crismon).

Antonio Pérez Omister escribió:Dos años antes de su victoria en el Puente Milvio (312), Constantino experimentó una visión extática en la que Apolo se le apareció con presagios de victoria. Tras este asombroso episodio, el reverso de sus monedas estuvieron dominados durante muchos años con la leyenda «al aliado Sol Invictus» (SOLI INVICTO COMITI). La descripción representa a Apolo con un halo solar al modo del dios griego Helios y con el mundo en sus manos. En 320, el mismo Constantino aparece con un halo solar. También existen monedas mostrando a Apolo conduciendo el Carro del Sol sobre un escudo que Constantino sostiene y en otras se muestra el símbolo cristiano del lábaro sobre la coraza de Constantino.
Es por eso que “muchos creen que Constantino hizo sincretismo entre el cristianismo y el paganismo”… interesante… ahora recordemos que CONSTANTINO NO OFICIALIZÓ LA RELIGIÓN CRISTIANA CATOLICA, solo le dio el INDULTO PARA PODER EJERCERLA EN PUBLICO.

Antonio Pérez Omister escribió:Los grandes ojos abiertos y fijos son una constante en la iconografía de Constantino, aunque no era un símbolo específicamente cristiano. Esta iconografía muestra cómo las imágenes oficiales cambiaban desde las convenciones imperiales de los retratos realistas hacia representaciones más esquemáticas: Constantino como rey–sacerdote y sumo pontífice, no sólo como emperador a la vieja usanza, con su amplia y característica barbilla. Esos grandes ojos abiertos y fijos se harían aún más grandes a medida que avanzara el siglo IV, como si los nuevos emperadores barruntasen el peligro que se cernía ya sobre el Imperio.
Corrección, Constantino no fue “sumo pontífice”, fue “MAXIMO PONTIFICE”… Por otro lado ¿Qué peligro?, si de acuerdo a la narración del escritos fue desde antes del gobierno de Constantino que empezó la DECADENCIA DEL IMPERIO (al mismo tiempo que la tetrarquía).

Antonio Pérez Omister escribió:Además de haber sido llamado «El Grande» por los historiadores cristianos tras su muerte, Constantino podía presumir de dicho título por sus éxitos militares. No sólo reunificó el Imperio bajo su mando, sino que obtuvo importantes victorias sobre los francos y los alamanes (306–308), de nuevo sobre los francos (313–314), los visigodos en 332 y sobre los sármatas en 334. De hecho, sobre 336, Constantino había recuperado la mayor parte de la provincia de Dacia, que Aureliano se había visto forzado a abandonar en 271. Al morir Constantino, planeaba una gran expedición para poner fin a la rapiña de las provincias del este por parte del imperio sasánida.
¿“llamado el gran de por los HISTORIADORES CRISTIANOS?... por favor, puedo citar a varios HISTORIADORES NO CRISTIANOS, que también le llaman “EL GRANDE”… ES OTRA FALACIA…

Antonio Pérez Omister escribió:Fue sucedido en el Imperio por los tres hijos habido de su matrimonio con Fausta: Constantino II, Constante y Constancio II, quienes aseguraron su posición mediante el asesinato de cierto número de partidarios de Constantino. También nombró césares a sus sobrinos Dalmacio y Anibaliano. El proyecto de Constantino de reparto del Imperio era exclusivamente administrativo. El mayor de sus hijos, Constantino II, sería el destinado a mantener a los otros tres supeditados a su voluntad. El último miembro de la dinastía fue su yerno Juliano, quien trató de restaurar el paganismo a mediados del siglo IV y murió en extrañas circunstancias cuando se aprestaba a presentar batalla a los partos. Se cree que fue asesinado por los cristianos, a los que Juliano, apodado El Apóstata, llamaba despectivamente “galileos”.
¿Asesinado por los “cristianos”?... qué horror… ¿será que lo puede probarlo o son elucubraciones como las anteriores?... con tanta prueba en contra… una mancha más al tigre no importa….

Antonio Pérez Omister escribió:En sus últimos años, los hechos históricos se mezclan con la leyenda. Se consideró inapropiado que Constantino hubiese sido bautizado en su lecho de muerte y por un obispo de dudosa ortodoxia (Eusebio de Nicomedia era arriano), y de este hecho parte una leyenda según la cual el papa Silvestre I habría curado al emperador pagano de la lepra. También según esta leyenda, Constantino habría sido bautizado tras haber donado unos palacios al papa. Entre ellos, uno que había pertenecido al emperador Nerón, considerado un anticristo por la Iglesia. En el siglo VIII aparece por primera vez un falso documento conocido como «Donación de Constantino», en el cual, un recientemente convertido Constantino entrega el gobierno temporal sobre el Imperio de Occidente, incluida la misma Roma, al papa.
Lo interesante que tal y como lo indica… es UN FALSO DOCUMENTO… ¿Cómo podría presentar pruebas falsas?

avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Miér Sep 18, 2013 8:57 pm

Antonio Pérez Omister escribió:En tiempos del imperio carolingio, este documento se usó para aceptar las bases del poder temporal del papa de Roma, aunque fue denunciado como apócrifo por el emperador Otón III, y mostrado como la raíz de la decadencia del Papado por el poeta Dante Alighieri. En el siglo XV nuevos expertos en filología demostraron la falsedad del documento.
Es decir, primero se supo que era falso y después se cofirmó su falsedad… algo muy similar al presente artículo…

Antonio Pérez Omister escribió:De cualquier modo, el mayor legado del emperador pagano Constantino: la Iglesia católica romana, le ha sobrevivido hasta nuestros días con escasos cambios, y constituye el último vestigio del antiguo Imperio Romano de Occidente fenecido en el año 476, cuando todavía no existía ninguna de las actuales naciones europeas.
Que interesante, insiste en que “el emperador pagano dejó el legado de la “Iglesia Católica”; sin embargo, solo con estudiar la PENTARQUIA, y al ver las contradicciones, ya que en sus escritos se establece la PRE EXISTENCIA de la IGLESIA CATÓLICA… el título del documento se cae… al igual que la hoja seca de otoño…


TODO CAE POR SU PROPIO PESO... y la MENTIRA BRILLA mientras la VERDAD NO APAREZCA...

Saludos,
avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Oscar Antezana el Vie Sep 20, 2013 4:09 pm


Damian Arreola escribió:
¿Este edicto no abarcó también las IGLESIAS CATÓLICAS DE CONSTANTINOPLA, ALEJANDRÍA, ANTIOQUIA y  JERUSALEN?
¡Excelente intervención Damián!

Este año recordamos 1700 años de la proclamación de este edicto que puedo calificar de grande, oportuno y humano.
con motivo de este aniversario el patriarca de Constantinopla Bartolomé I visitó la ciudad de Milan, he aquí una reseña de tan magno evento:

--------------------------------------------------------------------------------


Angelo Scola y Bartolomé I se reúnen a 1700 años del Edicto de Milán

Rememorando lo hecho por Constantino y Licinio, emperadores de Occidente y de Oriente, en el año 313, el cardenal Angelo Scola, arzobispo de Milán, y Bartolomé I, Patriarca ecuménico de Constantinopla, realizaron una visita a la ciudad de Milán, en un gesto de hermandad entre ambos líderes religiosos.

El cardenal de Milán, Angelo Scola, le dio la recibida oficial al patriarca de Constantinopla, quien estuvo acompañado por una delegación de la Iglesia ortodoxa:  “Les doy la bienvenida como un regalo del Señor en esta visita a la Iglesia de Dios que está en Milán. Sea bienvenido en las tierras de Ambrosio, el Santo venerado por los fieles de nuestras Iglesias, tanto en Oriente como en Occidente”, comentó Scola.

Scola basó su discurso en el hecho central del Edicto de Milán, la libertad religiosa: "Estamos hoy recordando el comienzo de la conciencia de un principio supremo: la libertad religiosa como un derecho inalienable de la dignidad de la persona humana. Y la necesidad de defender y promover la libertad religiosa en las sociedades plurales del mundo contemporáneo”, agregó.

Por su parte, Bartolomé I, Patriarca de Constantinopla, recordó que este aniversario es una "responsabilidad para nosotros los líderes espirituales, frente a la humanidad y al mundo del anuncio o re-anuncio de la verdad, que nuestra fe está viva y no es una maquinación ideológica o una teoría humana, no es "comida o bebida que se consume, es vida".

El papa Francisco se adhirió a la celebración enviando un saludo al Patriarca y a los participantes en la conmemoración, así como a toda la ciudad “por el relieve dado a la memoria de la histórica decisión que, decretando la libertad religiosa para los cristianos, abrió nuevos caminos al Evangelio y contribuyó de forma decisiva al nacimiento de la civilización europea”.

En el texto, Francisco manifiesta su deseo de que “hoy como ayer el testimonio común de los cristianos de Oriente y Occidente, regida por el espíritu del Resucitado, contribuya a la difusión del mensaje de salvación en Europa y en todo el mundo y que, gracias a la amplitud de miras de las autoridades civiles se respete en todos los lugares el derecho a la expresión pública de la propia fe y se acoja sin prejuicios la aportación que el cristianismo sigue ofreciendo a la cultura y a la sociedad de nuestro tiempo”.
avatar
Oscar Antezana
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 19/08/2013
Edad : 45
Localización : Oruro, Bolivia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Damian Arreola el Vie Sep 20, 2013 6:08 pm

Etimado Oscar:

He allí una prueba más de que Constantino no "fundo la Iglesia Católica Romana": Constantinopla es la ciudad fundada por Constantiino, en donde se encontraba la alntigua ciudad de bizancio... a los un mil seteciento años, EL PATRIARCA de la IGLESIA DE CONSTANTINOPLA, hace una visita y tiene un encuentro ECUNEMICO... Si en dado caso, "Constantino hubiera fundado una iglesa", sería la IGLESIA DE CONSTANTINOPLA... ya que la IGLESIA DE ROMA, ya estaba formada inclusive en la Epoca de los Apostoles... y para "los solo biblia"... esto lo pueden encontrar en el versiculo 7, del capitulo 1, de la Carta de San Pablo a la Iglesia de Roma... Es decir, la evidencia es la misma Carta a los romanos, porque dicha carta no fue "a los ciudadanos romanos", fue a la "IGLESIA DE ROMA"...

Saludos,

avatar
Damian Arreola
co-administrador
co-administrador

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Constantino no fundo la iglesia catolica

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.